Obama hace un alto en la campaña electoral para ir a misa con su familia

El presidente de Estados Unidos ha suspendido sus tradicionales vacaciones en Martha’s Vineyard con sus mujer y sus hijas por mítines




Obama hace un alto en la campaña electoral para ir a misa con su familiaVER GALERÍA

 


En víspera de una intensa semana de trabajo en la que participará en varios actos de campaña electoral fuera de Washington, Barack Obama acudió con su familia a misa en la iglesia episcopal de St. John, situada muy cerca de la Casa Blanca. El presidente entró al templo con su hija mayor, Malia, de 14 años, y la primera dama, Michelle, de la mano de la menor, Sasha, de 11. A su llegada llamó el parecido que guarda Sasha con su madre, algo que se hizo más evidente al ir las dos peinadas igual y con vestidos en tonos azules del mismo corte.


Obama hace un alto en la campaña electoral para ir a misa con su familiaVER GALERÍA



Por primera vez en tres años, el presidente ha tenido que sustituir sus tradicionales quince días en Martha’s Vineyard por los mítines de campaña. Tras mantener varias reuniones este lunes en la Casa Blanca, Obama viajará mañana a Columbus y Reno para participar en sendos mítines. El miércoles el mandatario viajará a Las Vegas y a Nueva York donde está previsto que participe en actos electorales antes de regresar a Washington esa misma noche. Sin embargo, su agenda electoral no ha impedido que sus hijas disfruten de unas merecidas vacaciones. De hecho, Malia ha veraneado en un campamento en Nuevo Hampsire. "Lo he pasado bien, gracias", respondió cuando un periodista le preguntó por su experiencia antes de entrar en la iglesia.  

Esta no es la primera vez que Obama acude a la iglesia de St. John, aunque a diferencia de otros presidentes no está adscrito a ninguna congregación en particular y participa en diferentes servicios religiosos. Los Obama han asistido también a la Iglesia Baptista de la calle 19, a la Catedral Nacional de Washington, a la Iglesia Baptista de la Avenida Vermont, a la de Shiloh, y a la Capilla Evergreen en Camp David, entre otros templos.

Y mientras Barack Obama invocaba la ayuda divina para ganar las elecciones en la iglesia episcopal de St. John, Mitt Romey, el candidato republicano, hacia lo propio en una iglesia en New Hampshire con parte de su familia. Romey continúa con su campaña en Nuevo Hampshire, donde defiende su proyecto de Gobierno y trata el tema de Medicare, el programa público de asistencia sanitaria para los jubilados, que se ha saltado al frente del debate político.

Más sobre

Regístrate para comentar