El primer ministro David Cameron, como un niño jugando con sus hijos en las playas de Mallorca

El cubo, la pala, los manguitos… Ir a la playa con niños pequeños supone tener que llevar muchas cosas para que se diviertan y ni siquiera un primer ministro se libra de ello. Así hemos visto a David Cameron, que ha elegido Mallorca como destino de vacaciones para pasar unos días rodeado de su familia.

 

nullVER GALERÍA



Con la clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, el Primer Ministro británico dio el pistoletazo de salida a sus vacaciones y no hemos tardado en verle disfrutar de las espectaculares playas mallorquinas. Acompañado por su mujer, Samantha, y sus tres hijos, Nancy, Arthur y Florence Rose, se mezcló entre la gente que estaba en la orilla y juntos colocaron su toalla mirando al mar.

 

VER GALERÍA



Nada más llegar, Cameron no dudó en coger el cubo y la pala y ponerse a hacer castillos de arena con sus hijos mayores. Sin importarle llenarse de arena, jugó con ellos en la orilla y después se dedicó a lanzarlos al agua y se dio después un baño con ellos. Mientras tanto, su mujer se ocupaba de la pequeña Florence Rose, que llevaba unos manguitos de color amarillo, y estuvo paseando con ella en brazos, además de observar la tierna escena de su marido haciendo las delicias de sus hijos. La mujer del primer ministro, además llamó la atención por su escultural figura, que lució con un bikini estampado.


Más sobre: