Cristina e Iñaki, Federico y Mary, Federer y Mirka... la llama olímpica del amor

Los Juegos Olímpicos han sido -y serán- escenario de bellas historias de amor que nacieron como un simple flechazo. Desde príncipes a princesas pasando por deportistas... Muchos han encontrado a su media naranja en la villa olímpica desde que el barón de Coubertin creara los Juegos Olímpicos Modernos en 1896. 


Amores olímpicosVER GALERÍA



Los padres de Zara Phillips, nieta de Isabel II y ganadora de una medalla de plata en Londres 2012, se conocieron en Múnich mientras que nuestros Reyes, tuvieron una cita en los Juegos Olímpicos de Roma 1960. Según recuerda el periodista Jaime Peñafiel, doña Sofía era suplente del equipo de vela, liderado por su hermano, el príncipe Constantino de Grecia, que se acabaría haciendo con la medalla de oro. La infanta Cristina encontró el amor en Atlanta 1996 cuando Iñaki Urdangarín jugaba en la Selección de balonmano con la que consiguió la medalla de bronce. Fue el portero de la selección de waterpolo, Jesús Rollán, el que presentó a la pareja, que un año después se casó en Barcelona. En los Juegos de Sidney 2000 protagonizaron un romántico beso tras volver a ganar Urdangarín el bronce.


Amores olímpicosVER GALERÍA



Gracias a su afición al deporte, Alberto de Mónaco conoció a Charlene Wittstock, una bella nadadora sudafricana, en los Juegos Olípicos de Sidney del año 2000. Según cuentan, el príncipe Alberto se enamoró de ella cuando accedió al podio de los triunfadores para entregarle un ramo de flores a la deportista. Pero no volvieron a encontrarse hasta un año después, en el mismo Principado, durante la celebración del Encuentro Internacional de Natación de Mónaco Marenostrum. "¿Te acuerdas de mí?”, recuerdan que le preguntó el entonces Príncipe heredero. Sus primeras fotos románticas no se pudieron tomar hasta cinco años después, en las Islas Maldivas. Desde entonces, su relación ha estado marcada por los continuos rumores de ruptura, a pesar de sellar su amor olímpico el pasado año con una doble ceremonia.

Amores olímpicosVER GALERÍA



Y otros 'royals' que comenzaron su relación con los Juegos Olímpicos de Sidney de fondo fueron Federico y Mary de Dinamarca. Una amiga de la heredera danesa aseguró que el amor entre ellos fue un auténtico flechazo. "Al príncipio Mary parecía centrarse en Nicolás de Grecia hasta que de camino a los bares tras la ceremonia de inauguración, el príncipe de Dinamarca se puso al lado de Mary y comenzaron a hablar. Fue solo el principio. El resto de la noche ya no se separaon y al día siguiente volvieron a quedar", recuerda.

Ya convertidos en marido y mujer y con cuatro hijos, los príncipes contaron a sus conciudadanos a través de una entrevista cómo sobrevivió su historia de amor después de conocerse en Sydney a pesar de los miles de kilómetros de distancia que había entre ambos. La relación se mantuvo a través de llamadas telefónicas, cartas y correos electrónicos. Jugó un papel especial un poema, su favorito y obra de Elisabeth Barrett Browning , que Mary envió a Federico para expresarle sus sentimientos más íntimos al hombre de su vida. "Es tan hermoso, y trata sobre el amor. En la última línea pone que si Dios así lo quisiese, te amaría aún más en la próxima vida", reveló Mary.


Amores olímpicosVER GALERÍA



Y entre set y set surgió el amor entre Federer y Mirka en los Juegos Olímpicos de Sidnaye. Él ya era un nombre conocido del circuito ATP mientras que ella era una jugadora mucho menos conocida. Llegaron incluso a jugar juntos, como pareja en dobles mixtos. Sin embargo, durante los Juegos no mostraron su incipiente amor en público. Desde la retirada de Mirka en 2002 por una lesión en un pie, es frecuente verla en las gradas de los estadios siguiendo los partidos de él, que ha regresado recientemente al número uno, a sus casi 31 años. Federer y Mirka se casaron el 11 de abril de 2009 y en julio del mismo año dieron la bienvenida a sus gemelas, Myla Rose y Charlene Riva.

Y aunque ellos no se han conocido en los Juegos Olímpicos su historia de amor nos ha llamado la atención. Keri Anne Payne y David Carry han anunciado que contraerán matrimonio el 15 de septiembre. Ambos son nadadores del equipo olímpico británico. "Keri Anne siempre necesita planear un gran proyecto antes de enfrentarse a una gran competición. ¿Y qué mejor proyecto que una boda?", declaró su novio antes de los Juegos. Sin duda este será un verano inolvidable para la nadadora y su futuro esposo.

Más sobre: