Cristiano Ronaldo olvida su derrota en la Eurocopa en compañía de su hijo y de su novia, Irina Shayk

El futbolista se ha embarcado en un yate con destino Saint Tropez en compañía de toda su familia

Tan solo una semana después de que la selección portuguesa perdiera su oportunidad de ganar la Eurocopa y viera desde casa proclamarse campeona a España, Cristiano Ronaldo ha hecho las maletas y se ha marchado de vacaciones con toda su familia y con Irina Shayk a Saint Tropez.

nullVER GALERÍA


Presumiendo de cuerpo y de novia, el portugués desconecta estos días de la presión acumulada a bordo de un impresionante yate, en el que también ha embarcado su hijo, Cristiano Ronaldo Jr, quien parece llevarse a las mil maravillas con Irina. El pequeño, de dos años, se convirtió en el centro de atención de su papá, que no solo estuvo jugando con él en la proa, sino que fue el encargado de protegerle entre sus brazos cuando embarcaron en una zodiac camino de la costa.

VER GALERÍA


El pequeño estaba simplemente adorable con una camiseta amarilla, unas graciosas gafas de sol y una gorra puesta hacia atrás. Pero no todas las atenciones del futbolista fueron para su niño y mientras su familia al completo cuidaba de Cristiano Ronaldo Jr., el portugués se dedicó por entero a su chica, a quien seguro habrá echado mucho de menos durante su estancia en Polonia y Ucrania.

VER GALERÍA


Irina, que presumió de figura enfundada en un biquini naranja, no podía despegar sus brazos de la estrella de fútbol mientras disfrutaba de un clima envidiable y de una compañía muchísimo mejor. Besos, caricias, carantoñas y mucha complicidad hicieron de esta jornada un reencuentro en toda regla.

Continuando con la diversión, la modelo compartió juegos con el resto de los miembros de la familia de su chico, con los que estuvo jugando a tirarse al agua en diferentes posturas.

VER GALERÍA


Cristiano e Irina, que llevan ya unos días disfrutando de las costa francesa, también se han dejado ver como una pareja cualquiera disfrutando de estas exclusivas playas, en las que el futbolista y la modelo han chapoteando en sus cristalinas aguas y han jugado entre ellos como dos auténticos adolescentes.

VER GALERÍA


El portugués y la modelo rusa, que llevan saliendo desde la primavera de 2010, se encuentran en uno de los mejores momentos de su relación, y a pesar de pasar mucho tiempo separados por motivos de trabajo, ambos intentan sincronizar sus agendas para disfrutar, al menos, de una merecidas vacaciones, en las que también cuentan con Cristiano Ronaldo Jr., la gran debilidad del futbolista.

Más sobre: