Barack y Michelle Obama, unidos y entrañables delante y detrás de las cámaras

La cercanía y sencillez que transmiten, además de la familia 'modelo' que forman junto a sus hijas, Malia y Sasha, será probablemente la llave de su éxito de cara a las elecciones presidenciales de noviembre

Barack y Michelle ObamaVER GALERÍA


Desde que llegó a la Casa Blanca con su familia y una maleta llena de proyectos e ilusiones, la popularidad e influencia de Barack Obama no ha hecho más que subir como la espuma. Pasará la historia por ser el primer presidente de raza negra en llegar a la presidencia de Estado Unidos, pero también por ser uno de los más cercanos, espontáneos y amables. Su imagen pública ha sido, sin duda, uno de sus puntos fuertes y es que no sólo se muestra natural y distendido cuando cumple con su agenda oficial, sino que también en la intimidad, con su esposa Michelle y sus hijas, Malia y Sasha, forman una familia envidiable.

Dicen que hay imágenes que lo dicen todo y con las que sobran las palabras, y, estos días, el matrimonio Obama nos ha regalado algunas para el recuerdo. Michelle acudió al aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York para recibir a su marido con un gran abrazo, un instante que captaron las cámaras de los fotógrafos y que ha vuelto a reflejar que, a pesar del paso de los años, su matrimonio es más estable que nunca y siguen tan enamorados como el primer día. La primera dama no tendría por qué haber ido a recibir a su marido, ya que hay semanas que hace innumerables viajes, pero quiso hacerlo, quizá por alguna razón que solo ellos saben...

Barack y Michelle ObamaVER GALERÍA

 
La carrera hacia las elecciones de noviembre ya ha comenzado, y son muchos los que opinan que es precisamente esa cercanía y sencillez que refleja la familia Obama, la llave de su éxito para la reelección. Además, Barack y Michelle se han adaptado a la perfección a las nuevas tecnologías y utlizan a diario las redes sociales. El matrimonio publica mensajes, propuestas, ideas y algunas fotos de su álbum personal que quieren compartir con el mundo. Sin ir más lejos, este fin de semana la primera dama norteamericana ha publicado una instantánea entrañable y familiar en la que aparecen jugando al golf con su hija pequeña, Sasha. "¡Espero que todos tengáis preparado un divertido plan para este fin de semana!", escribió Michelle junto a la instantánea

 

Barack y Michelle ObamaVER GALERÍA


No cabe duda de que la actual primera dama sale con ventaja en la carrera al Ala Este de la Casa Blanca respecto a Ann Romney, la esposa del candidato Mitt Romney, al gozar de un mayor conocimiento entre los ciudadanos y de altos índices de popularidad. Michelle Obama, una afroamericana de 48 años, de origen humilde, abogada de profesión, madre de dos hijas adolescentes, contrasta con Ann Romney, de 63 años, de clase acomodada, madre de cinco hijos y abuela de 18 nietos, y que siempre ha sido ama de casa. Es por ello que a la esposa de Mitt Romney, le queda trabajo por hacer: las últimas encuestas aseguran que cerca de seis de cada diez estadounidenses no la conocen lo suficiente como para tener una opinión formada de ella. 
 

Barack y Michelle ObamaVER GALERÍA


En el caso de Michelle es al revés. Supera en popularidad a su marido y a Hillary Clinton, ahora secretaria de Estado, cuando fue primera dama entre 1993 y 2001. ¿Será suficiente para conseguir que el pueblo americano vuelva a confiar en Barack Obama y decida depositar de nuevo en él toda su confianza?

Más sobre: