Y después de un triunfo histórico... llegó la celebración

Rafa Nadal reunió a su familia, sus amigos y su equipo para festejar su séptimo triunfo en Roland Garros

En las nubes se encontraba todavía anoche Rafa Nadal después de haber conseguido la gran gesta de convertirse por séptima vez en campeón de Roland Garros y todavía asimilando el gran triunfo logrado, el tenista salió a celebrar este nuevo título de Grand Slam con su familia, su novia y el equipo que le acompaña en todas las competiciones.

 

nullVER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER MÁS FOTOGRAFÍAS

 

El Hotel Intercontinental de París fue el escenario en el que festejaron la victoria y a su llegada pudimos ver a su novia, María Francisca Perelló, bajando del coche con un mini vestido blanco con manga larga, combinado con un cinturón ancho color nude y unos zapatos de tacón en fucsia. Tímida como siempre ante la presencia de las cámaras y los periodistas que estaban esperando ver la llegada del campeón al hotel, María Francisca volvió a captar los flashes, sobre todo después del bonito beso que protagonizó en la pista central de Roland Garrós cuando su novio saltó a la grada para abrazar a los suyos. También estaban sus padres, Sebastián Nadal y Ana María Parera, su hermana, María Isabel, y como no su tío Toni, su entrenador. El gran equipo que siempre acompaña al mejor tenista español de la historia tuvo el privilegio de festejar una victoria única.

Fue una celebración merecida que el tenista quiso compartir también con sus seguidores de Facebook, donde Nadal colgó una fotografía de la noche. El manacorí fue sorprendido con una tarta coronada por un inmenso número siete de chocolate, en referencia a sus siete títulos en Roland Garros. " Ya en Halle (Rafa se encuentra en la ciudad alemana para disputar un nuevo torneo). Anoche estuve de celebración con mi familia y equipo en el Cafe de la Paix, lo pasamos genial :)", escribió en la conocida red social.

 

nullVER GALERÍA

 

Tan sólo ha habido una cosa que ha 'manchado' quizás las celebraciones de nuestro campeón, y es que según precisa el diario Le Parisien, Rafa ha sido víctima de un robo durante su estancia en la capital francesa. Al parecer, y según ha confirmado el gabinete de prensa del jugador a efe, el tenista se dio cuenta esta mañana de que uno de sus relojes, valorado en 300.000 euros, había desaparecido de su habitación del hotel Meliá Royal Alma, en donde se aloja el manacorí cuando disputa Roland Garros.

Más sobre: