María José Campanario: 'No vamos a perder Ambiciones. Nosotros no hemos provocado el problema'

La mujer de Jesulín de Ubrique ha hablado en el programa 'La Mañana de la 1' de la subasta del derecho de usufructo de un tercio de la finca que salió ayer y quedó desierta

María José Campanario ha roto su silencio sobre la subasta -que quedó desierta- del derecho de usufructo de un tercio de la finca Ambiciones. La mujer de Jesulín de Ubrique ha manifestado en La Mañana de la 1 de Mariló Montero que, tanto ella como su marido, tienen la conciencia muy tranquila por dos motivos. El primero, porque no van a perder la finca y el segundo, porque ellos no han provocado el problema. "No tenemos miedo. Nuestra conciencia está muy tranquila porque no es un problema nuestro. Además, Jesús considera que la finca es plenamente suya", ha declarado.

Sin querer pronunciar su nombre, María José ha dejado claro que es Humberto Janeiro, padre de Jesulín, quien ha propiciado dicho problema. Humberto disfrutaba de ese tercio de Ambiciones y al contraer una deuda con Hacienda salió ayer a subasta. "Hay una cantidad de dinero que se adeuda a la Agencia Tributaria y el único bien que (Humberto) tiene a su nombre es el uso y disfrute de la finca, por eso la Agencia Tributaria tira de ahí", ha sentenciado.

María José ha afirmado que la relación con Humberto es nula en estos momentos. "A mí no me consta que Humberto haya intentado solucionar esta sutuación antes de llegar a este punto", ha subrayado. De hecho, la mujer de Jesulín ha afirmado que lleva sin hablar con su suegro desde que éste "estuvo en mi casa y a los dos meses fue a un programa de televisión para decir que no había estado". Aún así no ha querido hablar sobre la relación que el diestro mantiene con su padre: "No sé si Jesús podrá perdonar a su padre, yo al mio sí, porque para mí, mis padres, son sagrados, pero no puedo opinar por él, no me voy a meter en su cabeza".

Al margen de la subasta, ahora se abre un periodo de adjudicación directa de seis meses en el que la Agencia Tributaria podrá decidir a quien adjudica el uso y disfrute del tercio de Ambiciones entre las ofertas recibidas, María José también ha manifestado que la plaza de toros de la finca no va a derribarse. "Hay una sentencia, pero no se ha ejecutado. Ha prescrito. Entonces, no tiene que derribarse la plaza de toros". 

A pesar de este problema, María José ha declarado que Jesulín y ella son muy felices, que no tienen derecho a quejarse y que si algún día su situación económica "llegara a ser mala, podríamos acoplarnos perfectamente a ella". "Jesús es capaz de decir que la finca se la quede quien quiera. No tiene apego a las cosas materiales. Lo único que le fastidia es que esa finca, en la que ha trabajado desde pequeño, algún día será para sus tres hijos", ha explicado. 

Más sobre: