Cristina Tárrega: 'Mi marido y mi hijo son los pilares de mi vida'

Siempre al tanto de los últimos trucos de belleza y descubrimientos en el mundo de la cosmética y dietética, Cristina Tárrega nos ha contado cómo está haciendo su operación bikini de cara al verano, que ya está a la vuelta de la esquina. “He decidido adelgazar porque me gusta cuidarme y estar contenta conmigo misma”, decía Cristina, que ha escogido el Método Kot para conseguir su objetivo.

 

nullVER GALERÍA

 

La periodista, que presenta el programa Territorio Comanche y colabora en El programa de Ana Rosa y Sálvame, ya ha publicado dos libros, Diez años más joven y Una solución quiero, en los que nos cuenta cuáles los tratamientos más revolucionarios para sentirse bien por dentro y por fuera, además de los trucos y consejos que publica en su blog de hola.com. “Sólo recomiendo aquellos productos o trucos de belleza que he probado y que a mí me funcionan”, asegura.

Ahora, llega la hora de los “sacrificios”, como ella lo llama, pero no es la única en su casa a la que le gusta cuidarse. “En casa somos de muy buen comer y luego tocan las dietas y los sacrificios. Mi marido, Mami Quevedo, me copia las dietas y ahora me roba algunos de los productos porque están muy ricos”, ha contado durante la presentación del Método Kot. Pero para lucir un cuerpo diez no basta con hacer una dieta, Cristina asegura que es imprescindible hacer ejercicio: “Practico una hora de deporte cinco días a la semana, sigo un entrenamiento personalizado que me va perfecto para fortalecer zonas específicas de mi cuerpo”.

 

nullVER GALERÍA

 

Y como la cita iba de belleza y de sentirse bien con uno mismo, Cristina también ha confesado qué es lo que le hace feliz: “Mi marido y mi hijo son los pilares de mi vida, lo más importante”. Cristina y su marido, tienen un hijo, Marco que acaba de cumplir doce años, y no descartan ampliar la familia, como dijo la periodista el pasado mes de diciembre en las páginas de la revista ¡HOLA!: “Puedo ser madre en cualquier momento”. Algo que sin duda, sería otro motivo de peso para seguir sonriendo a la vida.

Más sobre: