Pep Guardiola se despide del Camp Nou arropado por su mujer y sus hijos

El entrenador del FC Barcelona recibió el cariño de toda la afición y el equipo en una emotiva despedida en la que no podía faltar su familia

  Pep GuardiolaVER GALERÍA


"La vida me ha hecho este regalo, en estos años he podido disfrutar de estos chicos. He sido un privilegiado como todos vosotros, no sabéis la estima que me llevo a casa por ser tan querido en este tiempo. Gracias a todos, porque cada día hemos luchado para que paséis un buen momento viéndonos jugar a fútbol. Que sepáis que os dejo con los mejores jugadores. Os deseo lo mejor, esto va para largo y a mi no me perderéis nunca", declaró anoche Pep Guardiola en su despedida.

El hasta ahora entrenador del FC Barcelona sabía que no iba a ser un día fácil, ya que tenía que decir adiós no sólo al club y a los jugadores que tantas alegrías le han dado en estos cuatro años, sino a los miles de aficionados que han estado apoyándole en todo momento. Ayer volvieron a demostrarle su cariño casi 90.000 espectadores que llenaron las gradas de pancartas gigantes y le homenajearon con vítores, cánticos y aplausos.

Pep Guardiola 'manteado' por su equipoVER GALERÍA


Sin duda, lo que han vivido durante estos años nunca lo olvidarán. Muchos triunfos, muchas alegrías y unos resultados excelentes que han convertido al Barcelona en un gran equipoy una gran familia. "Increíble el privilegio que he tenido este año y especialmente hoy de estar en el estadio junto a este señor. Para siempre, #GràciesPep", escribía Cesc Fàbregas en su cuenta personal de Twitter.

El de Santpedor se va tras 118 partidos oficiales en el Camp Nou, con 97 victorias, 14 empates y sólo 7 derrotas, con 13 títulos que pueden ser catorce si se gana la Copa del Rey del próximo 25 de mayo en el Vicente Calderón contra el Athletic Club. Con este palmarés, todas las muestras de cariño eran pocas para el que llegó tras ser recoge-pelotas en un estadio que anoche le quiso decir 'hasta pronto'.

Pep Guardiola y su familiaVER GALERÍA


Tras la euforia vivida en la despedida del Camp Nou y cuando todos se habían marchado, Guardiola volvió a salir al campo, esta vez acompañado por tres de las personas más importantes de su vida, su mujer, Cristina Serra, y sus tres hijos Marius, María y Valentina. Y es que cuando anunció que dejaba el club, Pep tenía muy claro que ahora lo que quiere es descansar y disfrutar de su familia: "Me he desgastado, me he vaciado y necesito llenarme. Me voy orgulloso de haber estado aquí y satisfecho por el deber cumplido".

Más sobre: