Linda Evangelista y François-Henri Pinault comienzan una agria batalla en los tribunales por la manutención de su hijo

La modelo pide 34.000 euros para el sustento del pequeño Augie, de 5 años, quien se lleva tan sólo once meses con Valentina Paloma, la hija que el empresario francés tiene con Salma Hayek

La modelo Linda Evangelista y el empresario François-Henri Pinault se han visto las caras en los tribunales y se las seguirán viendo durante estos días. Ayer dio comienzo la vista por la manutención del hijo que ambos tienen el común y del que, el ahora marido de Salma Hayek, se desentendió por completo.

nullVER GALERÍA



Para entender el porque de esta batalla judicial hay que remontarse a 2006, año en el que la top model le contó a François-Henri que estaba embarazada. La noticia de la llegada de un bebé se producía tan solo cuatro meses después de que comenzaran su romance y parece que para el empresario supuso un auténtico varapalo. Al enterarse de la noticia el multimillonario francés decidió romper la relación y todos los lazos que le unían a Linda. "Yo ni siquiera la conocía mucho" ha declarado Pinault en esta batalla que se postula bastante agria. "Si ella quería un hijo, habría que poner punto final a la relación" añadía el ahora marido de Salma.

VER GALERÍA



La modelo, por su parte, siguió adelante con su embarazo y dio a luz a su hijo Augie de ahora cinco años. Por este motivo, Evangelista ha decidido embarcarse en esta batalla judicial con el fin de conseguir el dinero adecuado para la manutención de su pequeño. La espectacular modelo pide a Pinault 34.000 euros al mes para el sustento del niño. Una enorme suma, que Linda argumentó que es para cubrir los gastos de Augie, entre los que figura la niñera suyo precio asciende a 5.322 euros al mes y los guardaespaldas quienes perciben 12.165 euros. Pinault, por su parte, criticó las extravagantes exigencias de Evangelista, señalando que la cantidad exigida no era para el niño, sino para ella, cuya preocupación principal era trabajar en su imagen a todas horas del día.

Estas acusaciones hacen presagiar que va a ser una negociación bastante dura, aunque parece que la modelo no está dispuesta a dar su brazo a torcer. Con 15 minutos de retraso y con paso firme y seguro, Linda Evangelista, de 46 años, vestida con una elegante camisa de estampados florales, falda negra hasta la rodilla y gafas de sol, hizo su entrada triunfal en los tribunales, en cuyo interior ya le espera su expareja, con el que la top model ni siquiera cruzó una mira.

VER GALERÍA



François-Henri Pinault, director ejecutivo de PPR, un conglomerado de marcas de lujo entre las que figuran Yves Saint Laurent, Gucci y Bottega Veneta, llegó a decir que creía que Linda se había quedado intencionadamente embarazada y que él no tuvo ni voz ni voto en este asunto. "Yo le dije que reconocería al niño y lo que hice. Me pidió responsabilidades y las acepté" afirmaba el empresario galo. Sin embargo al ser preguntado por el hecho de no haber pagado nada a la madre de su hijo durante los primeros años de vida de éste, Pinault respondió: "Ella no me lo pidió y yo no se lo ofrecí”.

El abogado de Linda Evangelista, William Beslow, dejo bien claro que su cliente no quería mejorar su posición social pidiendo este dinero a Pinault, sino que lo que ella está buscando era dar un estilo razonable de vida a Augie.
El abogado del empresario, David Aronson, argumentó por su parte, que François-Henri habían intentado en varias ocasiones llegar a un acuerdo en la manutención del niño con los abogados de la modelo, pero que siempre había encontrado el silencio como única respuesta. La mayor parte de los gastos no se relacionan con Augie, sino que se relacionan con la Sra. Evangelista, comentaba el abogado del magnate francés. "Estas personas tienen más dinero que un montón de gente. Sin embargo, desde nuestra posición entendemos que lo que ella esta pidiendo es simplemente ridículo. "

VER GALERÍA



A la modelo no se le pasa por la cabeza rendirse. El año pasado, un juez cuestionó la necesidad de una niñera a tiempo completo para Augie, preguntando a Linda con que frecuencia trabajaba. "Cuando trabajo suelo hacerlo durante 16 horas seguidas y los días que no lo hago, estoy trabajando en mi imagen. Tengo que ir al gimnasio. Tengo citas de belleza y tengo que prepararme a conciencia para mis futuros proyectos" señalaba la modelo en su momento.

Linda, quien también pide una mansión de 10 millones de euros similar a la que Pinault puso en fideicomiso para él y su hija de 4 años de edad, Valentina, fruto de su matrimonio con Salma, tendrá que esperar al veredicto final del juez, aunque dicha decisión podrá ser apelada ante un tribunal de familia.

Más sobre: