Miguel Boyer ha recibido hoy el alta hospitalaria después de dos meses de ingreso en la Clínica Ruber de Madrid a causa de una hemorragia cerebral. Así lo han indicado los médicos en el parte médico que reproducimos a continuación:

De acuerdo con los deseos de la familia nos dirigimos a ustedes con el fin de facilitarles el siguiente comunicado evolutivo:

Nos es grato comunicarles que D. Miguel Boyer ante la evolución claramente satisfactoria
ha sido dado de alta hospitalaria a su domicilio.

Actualmente, está consciente, orientado, la función del lenguaje en el aspecto comprensión es completa y la de la expresión francamente buena y con progresos evidentes día a día.

Así mismo, la función motora ha seguido un curso muy favorable en franca recuperación de la hemiplejia que presentaba al ingreso, tanto de la movilidad del brazo y los movimientos de la mano como de la pierna, consiguiendo la unidad de fisioterapia de la clínica que inicie la deambulación.

La función respiratoria está totalmente normalizada, la traqueostomía cerrada y tolera tanto alimentos sólidos como líquidos.

El TAC de control realizado muestra
una resolución completa de la hemorragia y del edema cerebral.

El Sr. Boyer
continuará en su domicilio con las medidas de rehabilitación y todo nos hace prever un pronóstico muy favorable.

En nombre de la Clínica Ruber les quiero agradecer su interés y su profesionalidad durante estos dos meses de ingreso.

Equipo facultativo: Unidad de Neurocirugía: Dr. Pedro Mata. Dr. Gustavo Gómez

Jefe Sº UCI: Dr. Mariano Villaseñor
Madrid, 23 de abril de 2012

El que fuera ministro de Economía y Hacienda durante el primer gobierno de Felipe González, entre 1982 y 1985, ingresó el pasado 27 de febrero en esta clínica madrileña después de sufrir una hemorragia cerebral en su domicilio de Puerta de Hierro. A su llegada al hospital fue sometido a una intervención quirúrgica y permaneció en la UCI hasta el pasado 11 de abril, que fue pasado a la Unidad de Cuidados Intermedios. Desde su ingreso, su mujer, Isabel Preysler, y toda su familia han estado muy pendientes de su evolución.

Sin perder nunca la esperanza, Isabel ha estado a su lado en todo momento y ha contado con el incondicional apoyo de sus hijas Ana y Tamara, quien hace tan sólo unos días destacaba la fortaleza de su madre ante esta difícil situación: "Lo está llevando con mucha entereza y me imagino que lo hará por Ana y por mí". Después de estos casi dos meses, por fin pueden tener a Miguel de nuevo en casa, donde continuará con su rehabilitación.

Más sobre

Regístrate para comentar