Fallece Marisa Medina, la popular presentadora de los años 60 y 70

Convertida en uno de los rostros históricos de TVE, ha fallecido a los 69 años tras una larga lucha contra el cáncer

La presentadora de televisión y actriz, Marisa Medina, ha fallecido en Madrid a los 69 años, tras una larga lucha contra un cáncer de colón e hígado. Según ha relatado la periodista María Patiño en El programa de Ana Rosa, Marisa empezó a encontrarse mal el domingo y falleció a la una y media de la madruga de este martes. 

Marisa Medina, nacida en Madrid en 1942 comenzó sy carrera profesional en TVE, donde en 1964 pasó a formar parte de la plantilla de locutores y en los años siguientes se convirtió en uno de los rostros más populares de la cadena, en la que presentó la casi totalidad de los festivales de la canción.

El 25 de mayo de 1970 contrajo matrimonio con el compositor Alfonso Santisteban y tuvieron tres hijas: Silvia (1974), Alexandra (1976) y Laura (1983). En marzo de 1994, ambos presentaron de mutuo acuerdo la demanda de divorcio.

En 1971 debutó en el cine con La casa de los Martínez, a la que siguieron: Si fulano fuese mengano, En un mundo nuevo, con José Rubio; Los caballeros del botón de ancla (1972); El padrino y sus ahijadas, realizada con Antonio Garisa (1973); Las señoritas de mala compañía, con José Luis López Vázquez; ¡Caray que paliza! (1974); El comisario G, Vida íntima de un seductor (1975); Pecado mortal, y Eva limpia como los chorros del oro (1976).

Dentro del mundo de la canción, realizó diversas galas por España y grabó varios discos, aunque sin demasiado éxito.

Autora del poemario Quien espera ...., a principios de 1977 debutó como autora en una obra para café-teatro titulada La noche de los maridos infieles, que permaneció en escena durante un año y medio, e interpretó Rosa Valenti, y en 1980 dirigió por primera vez su propia obra, Burguesa de día, burguesa de noche.

Tras cinco años de ausencia de la pequeña pantalla, en enero de 1990 regresó a TVE para colaborar en el programa Buenos días. Al año siguiente, en febrero de 1991 presentó en TVE el espacio semanal Llave en mano, dedicado a la vivienda, en el que abordaba aspectos relacionados con la arquitectura, la decoración y la legislación, en colaboración con especialistas.

Alejada de la televisión, Marisa Medina cayó en la droga y el juego, reconociendo haber perdido 150 millones de pesetas. Una vez fuera de estas adicciones, reflejó sus vivencias en el libro Canalla de mis noches (2003) y el poemario La droga solitaria (2008). Sin embargo, luchó por retomar la vida que dejó atrás cuando todo esto empezó y logró superar su complicado pasado en el año 2003.

Fue además autora de otros libros, como Tiempo de despertar (1969), La raza maldita (1980), Muñequita linda (1981), Rosas negras (1995), "Prohibido para maridos" (2005). En 2004 colaboró en la tertulia La mesa de las emociones del espacio TNT, en Telecinco.

En 2005, la Asociación Profesional Española de Informadores de Prensa, Radio y Televisión (APEI-PRTV) le concedió uno de sus premios Entrañables.

Marisa Medina se sometió a una intervención por un cáncer de colon en abril de 2009. Hace unos meses habló de su enfermedad en una entrevista en Telecinco en la que confirmaba que el tumor se había extendido y que los médicos le daban sólo unos meses más de vida. Sin embargo, con gran entereza pidió que fuera recordada como una persona "de gran vitalidad y que luchó hasta el final". Sus tres hijas, Silvia, Alexandra y Laura, han sido su gran apoyo en estos últimos y difíciles momentos. 

Más sobre: