Discreto segundo plano y look informal, la imagen de Carla Bruni en los mítines de Nicolás Sarkozy

La primera dama ha acompañado a su marido en algunos de sus discursos y ha llamado la atención por sus estilismos, muy distintos del 'glamour' al que nos tenía acostumbrados la exmodelo y cantante antes de convertirse en madre

Carla BruniVER GALERÍA


Hace unos meses ya hablábamos del cambio radical que ha sufrido el fondo de armario de Carla Bruni, ya que antes de convertirse en madre, la exmodelo y cantante deslumbraba en cada una de sus apariciones públicas por sus acertados y elegantes estilismos, sin embargo, ahora llama la atención por todo lo contrario. La primera dama francesa se ha convertido en el principal apoyo de su marido en la carrera electoral, de hecho, en una reciente entrevista aseguró que está totalmente convencida de que Nicolás Sarkozy saldrá reelegido en los comicios del 22 de abril (la primera vuelta) y del 6 de mayo (la segunda), y le ha acompañado a algunos de los mítines que está dando en diferentes ciudades de Francia para buscar el voto de sus conciudadanos.

Sin embargo, durante los discursos de su marido, Bruni cambia totalmente de actitud y adquiere un discreto segundo plano acentuado, más si cabe, por los looks tan informales que luce. Jersey con cremallera de color marrón y pantalones anchos ha sido su última elección, algo que muchos han criticado porque se preguntan dónde quedó ha quedado el glamour que desprendía la exmodelo. ¿Estrategia? ¿o simplemente un cambio de estilo?

Nicolás Sarkozy y Carla BruniVER GALERÍA


Durante su acto de campaña en la ciudad de San Rafael, en el sur de Francia, Carla escuchó a su marido sin perder detalle y después le acompañó durante el verdadero baño de masas que se dieron al abandonar el mítin. "En estos tiempos de crisis Francia necesita a un hombre como él", aseguró Bruni en las páginas de un semanario francés, y añadió: "Tiene un sentido del deber inimaginable. Trabaja todo el tiempo. Poca gente tiene su fuerza". El primer ministro y su esposa visitaron también un hospital en la localidad de Frejus, en Var, y después de cumplir con sus compromisos oficiales, Sarkozy cambió el traje por la ropa de deporte y se fue a montar en bici, mientras la modelo probablemente volvió a su residencia para no dejar más tiempo sola a la pequeña Giulia.

Más sobre: