Novias, un Ferrari y un caniche… Verdasco, Almagro, Djokovic y Feliciano López cuentan con sus mejores talismanes en el Masters de Miami

Miami se ha convertido estos días en el punto de reunión de las mejores raquetas del mundo, que se encuentran disputando el Masters 1000. Supersticiosos o no, cada uno tiene sus diferentes manías, rutinas o amuletos en los que encuentran apoyo durante la competición y por eso, en esta ocasión, tampoco han podido faltar y visto lo visto, sin lugar a dudas lo que más le gusta a los tenistas es llevar a sus novias, porque parece que ellas son sus mejores talismanes y les dan mucho ánimo desde las gradas.

 

nullVER GALERÍA



Bajo el sol de Miami y animando sin descanso hemos visto a las novias de los tenistas españoles Nicolás Almagro y Fernando Verdasco y parece que la novia de Almagro, Cristina García, fue la que más suerte le dio a su pareja, ya que en el partido en el que se enfrentaron los dos, éste consiguió la victoria. Cristina es un pilar muy importante en la vida del tenista murciano, quien hace un año decía estas palabras sobre ella: "Mi novia Cristina me ha dado la estabilidad que no tenía... Y ser más feliz a nivel personal es algo que se refleja en mi tenis".

 

nullVER GALERÍA


Por su parte, al lado de Verdasco estaba la modelo de Victoria’s Secret Jarah Mariano, con quien comenzó a salir hace unos meses. Su exótica belleza ha dejado prendado a Fernando, quien procura aprovechar cada hueco libre de su agenda para estar con ella.

 

nullVER GALERÍA



Y si una novia da suerte, una novia y un mejor amigo hacen que esa suerte se multiplique por dos. Este es el caso de Novak Djokovic, quien además de contar con la presencia de al impresionante Jelena Ristic, ha tenido también como espectador a su perro, un caniche de color blanco. En estos momentos el tenista serbio es el número uno del mundo, así que mucha suerte no le hace mucha falta.

 

nullVER GALERÍA



A falta de compañía femenina, aunque seguro que candidatas no le faltan, bueno es un flamante deportivo. Esto es lo que habrá pensado Feliciano López, a quien vimos llegar al recinto en el que se disputan los partidos de este Master 1000 de Miami, al volante de un impresionante Ferrari de color rojo.


Más sobre: