Una espectacular hacienda en Málaga, los príncipes de Asturias en la lista de invitados... Todo a punto para la gran boda de Beatriz Mira y Álvaro Fuster

La capilla de San José de la Hacienda Nadales, en Málaga, será el escenario en el que mañana, sábado, Beatriz Mira Hafner y Álvaro Fuster contraigan matrimonio a las seis y media de la tarde. Pocos detalles han trascendido hasta el momento de esta boda, en la que se espera que entre los invitados estén los príncipes de Asturias, por la estrecha amistad que une a don Felipe con el novio, que pertenece a su íntimo círculo de amigos desde que era niño.

 

nullVER GALERÍA

 

Los invitados comenzarán a llegar hoy a Málaga, aunque esta noche no hay prevista ninguna fiesta previa al enlace. En la lista de los asistentes, que podrían ser más de 300, también está previsto que estén algunos rostros conocidos como Amaia Salamanca con su novio, Rosauro Varo. Tampoco faltarán los familiares de los contrayentes, como los padres de la novia, Ernesto Mira Belda y Margarita Hafner Rein; y la madre del novio, Carmen Garaizñabal Verastegui, viuda de Ricardo Fuster.

 

nullVER GALERÍA



La capilla en la que se darán el “sí quiero” está en el interior de esta hacienda, que data del siglo XVIII y cuenta con diferentes salones y espectaculares jardines. Aunque los novios viven en la capital, han escogido esta ciudad porque allí es donde reside la familia de la novia y donde ella vivió hasta que se trasladó a Madrid. Beatriz trabaja desde hace unos años como directora de comunicación de la firma Alma Aguilar, con lo que todo apunta a que su vestido de novia estará diseñado por ella, aunque, como en todas las bodas, es uno de los secretos mejor guardados.

 

nullVER GALERÍA


Con este importante paso la pareja consolida su historia de amor, que comenzó como un auténtico flechazo. Se conocieron en mayo del año pasado durante una cena espectáculo que la joyería Rabat organizó para celebrar la primavera, en el tablao Il Circo de Madrid. A partir de este encuentro, comenzaron a salir juntos y pocos meses después, ya tenían claro que estaban hechos el uno para el otro, porque desde el mes de septiembre, Beatriz lucía en su dedo un impresionante anillo de compromiso de brillantes.

Beatriz encontró de nuevo el amor al lado de Álvaro, tras su ruptura con el cantante Carlos Baute, a finales de 2009, con quien mantuvo una relación durante casi diez años y está muy emocionada con la boda. Por su parte, a empresario, sólo se le han conocido dos relaciones, la que mantuvo con la presentadora Anne Igartiburu y con la modelo Elizabeth Thompson.

Más sobre: