La duquesa de Alba se encuentra perfectamente, según el resultado de las pruebas médicas

Días antes de someterse a este chequeo visitó a su hijo Cayetano, quien el pasado fin de semana sufrió un accidente hípico

El pasado martes, la duquesa de Alba acudía a la Clínica Sagrado Corazón de Sevilla, acompañada por su marido Alfonso Diez. Esta imagen hizo temer por su estado de salud, pero se trataba sólo de un chequeo recomendado por su médico de confianza, el doctor Trujillo, después de haber pasado una pequeña bronquitis. En las últimas semanas, la duquesa ha tenido que guardar reposo y, por tanto, cancelar su asistencia a algunos actos, como los premios taurinos El Cossío, por una gripe que podría haberse agravado. Los duques de Alba estuvieron en Madrid, hasta donde se desplazaron para asistir a la entrega de estos galardones, pero Cayetana tuvo que quedarse en el palacio de Liria descansando.


nullVER GALERÍA


Después, el matrimonio puso rumbo a Sevilla, donde doña Cayetana acudió a hacerse este chequeo médico del que ha obtenido muy buenos resultados: ya está recuperada y se encuentra perfectamente, según ha podido saber hola.com. Para descartar cualquiera anomalía, el equipo médico que la atiende habitualmente optó por realizarle un exhaustivo chequeo, por eso doña Cayetana llegó a primera hora del martes y pasado el mediodía abandonaba el hospital con el mejor diagnóstico posible. Los médicos le han recomendado, ahora que están seguros de su óptimo estado de salud, que lo que tiene que hacer es animarse y salir más.

 

nullVER GALERÍA



Doña Cayetana no ha sido la única de la familia que ha tenido que pasar en estos días por el hospital, ya que su hijo Cayetano Martínez de Irujo sufrió el pasado fin de semana un pequeño accidente con su caballo, que le golpeó en la cabeza y le provocó una pérdida parcial de memoria. Después de ser trasladado a una clínica de Sancti Petri y a un hospital de Sevilla, donde se sometió a un reconocimiento, el conde de Salvatierra tuvo que suspender la competición y se trasladó a su finca sevillana de "Las Arroyuelas", donde recibió la visita de su madre, quien, a pesar de encontrarse mal, se olvidó de su estado de salud y fue junto a Alfonso Diez a ver a Cayetano, con quien estuvieron almorzando. Y es que a pesar de su edad y de encontrarse mal por la gripe, no dudó ni un segundo en ir a ver a su hijo.

Más sobre: