El cambio de imagen de Carla Bruni ¿estrategia? o ¿sencillez?

Hay algunos que opinan que la franqueza, la naturalidad y la sencillez mostrada por Carla Bruni durante estos últimos meses es tan solo un mera estrategia dentro de la carrera electoral de su marido, Nicolás Sarkozy, mientras que otros piensan sinceramente que la primera dama simplemente se está mostrando tal y como es.

nullVER GALERÍA



Desde que se convirtiera en madre el pasado mes de octubre, Carla ha cambiado por completo su fondo de armario. Acostumbrados a verla con unos elaborados y acertados modelos con los que Carla lucía su estilizaba figura y deslumbraba a la crítica, ahora la esposa del presidente francés luce ropa amplia y cómoda con la que parece más identificarse el pueblo llano, y más aún tan solo cuatro meses después de su embarazo.

VER GALERÍA



Estrategia o dejadez, lo cierto es que Bruni se ha convertido en el mejor apoyo de su marido a tan solo dos meses de las elecciones. Consciente de su papel de primera dama y consecuente con la función pública que representa, Carla ha querido demostrar que es una madre y esposa con los pies en la tierra posando en ropa de "andar por casa" en la revista francesa TV Magazine en que cuenta como le gusta ver la televisión mientras duerme a su hija Giulia en sus brazos y como es fiel a alguna de las telenovelas más populares del país.

VER GALERÍA



Algunos expertos señalan que mostrar a Carla Bruni lejos del exotismo y privilegios del pasado y mostrarla como ama de casa normal y corriente no es otra cosa que una campaña orquestada por el partido de su marido Unión por un Movimiento Popular, quien quiere con esta postura de la primera dama seducir a la clase media.

VER GALERÍA



Atrás quedan las espectaculares sesiones de fotos que en 2008 se realizó la modelo después de que Nicolás Sarkozy fuera nombrado presidente en mayo de 2007. Su belleza, su glamour y su forma de lucir los mejores trajes de los diseñadores era un cartucho inesperado que sirvió para que la imagen de Sarkozy diera la vuelta al mundo. Ahora, la cara de la moneda es otra y los sondeos de opinión muestran que dos tercios de los encuestados tiene una opinión negativa de Sarkozy, que está rezagado respecto al líder socialista François Hollande, un "señor Normal" con estilo propio que solía ir a trabajar en moto, para las elecciones del 22 de abril y 6 de mayo.

¿Reinvención, estrategia o simple cambio de vida de la primera dama de Francia?

Más sobre: