Los duques de Alba acuden al Rastrillo Nuevo Futuro de Sevilla

La duquesa de Alba: 'Alfonso me ha regalado unos pendientes y un marco de oro con una foto de nuestra boda por el día de San Valentín'

Es genio y figura y a sus ochenta y cinco años vive la vida a su manera y como ella sólo sabe y cada día que pasa de su vida intenta vivirla a tope y disfrutar al máximo de todo lo bueno que le regala la vida. Pocos son los huecos que quedan en su agenda para más compromisos sociales e intenta cumplir con todos aquellos en los que son causas sociales en los que está muy implicada.

nullVER GALERÍA

Así, el pasado miércoles, la duquesa de Alba acudió junto a su marido, Alfonso Diez a la inauguración de la XXVI edición de El Rastrillo de Nuevo Futuro en Sevilla, de la que es presidenta de honor de esta asociación. Junto a su marido recorrió algunos puestos de antigüedades y se interesó por algunos objetos y tras hacer un pequeño recorrido por los puestos instalados en el Hotel Los Lebreros, donde se celebra El Rastrillo, la duquesa quiso pasar el resto de la tarde en 'Las Canasteras', el puesto que regenta desde hace años junto a su grupo de amigas, entre las que se encuentra Carmen Tello.

VER GALERÍA

La aristócrata ejerció como buena anfitriona y agarrada del brazo de su marido, le hizo de guía por los diferentes salones del rastrillo. Alfonso Díez se mostró muy interesado en visitar el puesto Santa Justa y Rufina donde les vimos hablar muy animadamente con las responsables del stand sobre algunas antigüedades que llamaron la atención del madrileño. Y es que próximamente el marido de la duquesa de Alba tiene intención de abrir una tienda de antigüedades junto a su hermana que será la encargada de estar frente al negocio, dado que Alfonso reside en Sevilla, aunque subirá a menudo a Madrid para ver cómo va todo.

Así, la pareja paso una divertida tarde rodeado de amigos y buen ambiente, a pesar que la duquesa de Alba se encontraba un poco acatarrada, estaba encantada junto a su marido que se movió como pez en el agua por los diferentes stands de El Rastrillo de Sevilla.

VER GALERÍA

Pudimos hablar con la duquesa de Alba quien, divertida y animada, nos contó cómo había celebrado San Valentín, día de los enamorados, ya que este era el primero de casados. Don Alfonso, siempre más reservado que doña Cayetana no quiso desvelarnos cuál había sido su regalo. Sin embargo, la duquesa, tan simpática y cercana como siempre, no dudó en contarnos que aunque no había hecho nada especial si que había tenido algunos regalos. "Alfonso me ha regalado unos pendientes y un marco de oro muy bonito con una foto de nuestra boda". Con detalles como estos no cabe duda que el amor y el romanticismo no tienen edad.

Más sobre

Regístrate para comentar