Kiko Rivera y Jessica Bueno, reconciliados

El pasado 31 de diciembre, cuando se encontraba dando las campanadas en la Puerta del Sol junto a su madre, Isabel Pantoja, y Jorge Javier Vázquez, Kiko Rivera confesaba ante las cámaras que quería volver con Jessica Bueno, tras anunciar su ruptura el pasado 27 de diciembre a través de su cuenta de Twitter. Parece que este mensaje de amor que enviaba el hijo de la tonadillera ante millones de espectadores ha surtido efecto y hoy se han dejado ver juntos. Ha sido en Los Morales, Sevilla, pueblo natal de Jessica, hasta donde él ha viajado para reencontrarse con la modelo, que desde la ruptura ha estado recluida en casa de sus padres.

Al parecer, podrían haberse dado una segunda oportunidad y podrían haber decidido continuar su relación y, a lo mejor, con su boda, que en un principio iba a ser este mes de enero, pero que tras la pérdida del bebé que esperaban decidieron posponer al próximo verano. Sólo el tiempo dirá si estas son las imágenes de su reconciliación.

Jessica lo ha pasado muy mal y en Twitter aseguraba tener el corazón destrozado después de un viaje relámpago a Madrid en el que había tenido que recoger sus enseres de casa de su ya ex novio, sin haber podido siquiera hablar cara a cara con él. Tan mal lo ha pasado, que incluso ha estado varios días sin comer: “Mi primera comida en 3 días... sopita de marisco, ¡ay, que bien me esta sentando!”, escribía el pasado domingo.

Esta misma mañana, la prima de Kiko, Anabel Pantoja, corroboraba en El programa de Ana Rosa, en el que colabora, que Kiko estaba deseando volver con Jessica y que estaba muy arrepentido de haber puesto punto y final a su historia de amor: “Mi primo está muy arrepentido y quiere recuperar a Jessi”. También decía que no sabía qué había llevado a su primo a tomar esa rotunda decisión: “No tengo ni idea de por qué discutieron, sólo sé que ha pasado algo entre ellos, algo de lo que Kiko se arrepiente, porque él mismo lo dijo en las campanadas y quiere arreglarlo”. Y añadía: “Están intentando arreglar las cosas y yo tengo mucha fe en que van a volver, igual que mi tía Isabel. Jessica no está enfadada con Kiko, sino que está dándose un tiempo para arreglarlo”.

La historia de Kiko y Jessica, de 21 años, comenzó en el concurso televisivo Supervivientes, en el que ambos participaron y su relación se afianzó una vez finalizado este programa. La pareja forjó una bonita amistad en Honduras y tras finalizar el reality continuaron con su relación y no se separaron ni un momento. “Me he ido enamorando de Jessica conforme la he ido conociendo. Soy feliz, estoy plenamente enamorado y creo que soy correspondido” confesaba el hijo de la tonadillera. "Estamos juntos y espero que dure muchísimo tiempo", añadía.

Más sobre: