Jesulín de Ubrique se viste de rey Baltasar para llevar ilusión a los más pequeños

El diestro recorrió las calles del Barrio Bajo de Arcos de la Frontera a caballo y repartió caramelos a los más pequeños que estaban encantados

Jesulín de Ubrique es profeta en su tierra y muy querido en la localidad gaditana de Arcos de la Frontera, donde tiene fijada su residencia habitual. Así, adelantándose una semana a la festividad de Reyes, el diestro se convirtió por unas horas en un “mago” muy especial. Con motivo de la cabalgata del Barrio Bajo de esta localidad gaditana, fue elegido por la Asociación María Auxiliadora para encarnar a uno de los Reyes Magos que este año recorrieron las principales calles de esta zona. La presencia del diestro se debió a su vinculación con el municipio, ya que vive en la zona residencial del campo de golf Arcos Gardens. De esta forma, volvió a rememorar con este nombramiento la experiencia que hace unos años vivió en su localidad natal, Ubrique, cuando también salió de Rey Mago para repartir ilusión entre los más pequeños. Y es que al diestro le apasionan los niños y vive con mucha ilusión este papel.

Jesulín de UbriqueVER GALERÍA

Sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente, descendieron desde la iglesia de San Agustín para acudir a la cita programada en la plaza de La Caridad, donde hicieron las veces de carteros reales para recoger las cartas que los niños les hicieron llegar con sus peticiones y deseos. El famoso matador de toros dijo que lo que más ilusión le hacía era ver la cara de los niños en un día especialmente bello y alegre para ellos.

Jesulín de UbriqueVER GALERÍA

Como espectadores de excepción de este rey Baltasar estaban sus dos hijos, Julia y Jesús, que pudieron ver a su padre montado a lomos de un caballo y repartiendo caramelos a los cientos de niños que se acercaron a conocerle. Los hijos del diestro gaditano estuvieron acompañados por su abuela paterna, Carmen Bazán que vivió como una niña más este día y junto a sus nietos cogió los caramelos que Jesulín lanzó a sus familiares. La gran ausente en este gran día fue María José Campanario. Finalizado el recorrido de los tres reyes a caballo por el barrio bajo de Arcos de la Frontera, Melchor (Julio Macías), Gaspar (Joaquín Rodríguez) y Baltasar, ocuparon sus tronos en la Plaza de la Caridad para recibir a los cientos de pequeños que estaban esperando para entregarles sus cartas.

Más sobre: