Arantxa de Benito asiste en solitario a la fiesta de Navidad del colegio de sus hijos

Con la llegada de la Navidad los niños comienzan las vacaciones, pero antes, muchos colegios organizan fiestas y festivales con bailes, música y obras de teatro, donde los protagonistas son los alumnos y sus padres y familiares forman un público muy entregado. Hoy lunes ha sido la fiesta del colegio en el que estudian de los hijos de Arantxa de Benito y José María Gutiérrez, Guti, y entre el público no había rastro del futbolista. Zaira, de 11 años, y Aitor, de 9, actuaron con sus compañeros de clase y estuvieron arropados por su madre, con quien les vimos salir del recinto.

No se sabe si los compromisos de Guti han sido la causa que le ha impedido ir a esta fiesta escolar, ya que después de decir adiós al equipo turco Besiktas, el futbolista está estudiando algunas ofertas para jugar en otro club fuera de España. A pesar de haber puesto fin, hace dos años, a casi una década de matrimonio, Arantxa de Benito y Guti siempre han dejado claro que mantienen una buena relación por el bien de sus hijos y de hecho, este año hemos vuelto a verles juntos en la Primera Comunión de Aitor, que tuvo lugar en Pozuelo de Alarcón, y allí se demostraron que su relación es buena.

Los dos han rehecho sus vidas, Arantxa con Nacho Barroso, y Guti con la reportera de Espejo Público Romina Belluscio, y ahora que el exjugador del Real Madrid ha regresado a España, puede pasa mucho más tiempo con sus hijos. El pasado jueves, 15 de diciembre, Zaira, que ya es casi tan alta como su madre, ha cumplido 11 años y Guti ha contado en su cuenta de Twitter que le ha regalado un cachorrito y ha mostrado la foto del perro en brazos de Romina. “Ayer fue el cumple de mi hija y os dejo una foto @RominaBelluscio y el regalo de mi hija. La perrita se llama Bella”, escribía al lado de la fotografía.

Más sobre: