Chelsea Clinton no convence a la crítica en su debut como reportera de televisión

Fueron los ánimos de su abuela Doroty Rodham, que falleció en noviembre, los que la animaron a utilizar para una buena causa su fama y su apellido. Por este motivo Chelsea Clinton, la única hija de Bill y Hillary Clinton de 31 años, ha decidido probar suerte como reportera con una sección que se llama Making a difference (Marcar la diferencia) en el programa “Rock Center With Brian Williams”, de la cadena NBC. Tal y como explicó Williams, presentador del espacio, Chelsea buscará por diversos lugares personas con una vida diferente y con algo que contar. Ella por su parte aseguró que está preparada para ponerse en el lugar de la prensa y utilizar su esfera pública con un objetivo.

Chelsea ClintonVER GALERÍA

Su primer reportaje se centró en Annette Dove, una mujer que dejó su trabajo y ha invertido sus ahorros en la educación y el cuidado de niños y jóvenes desfavorecidos, en Pine Bluffs, Arkansas. Una labor solidaria y desinteresada que Chelsea narró en su montaje. Sin embargo, este debut televisivo no ha convencido a la crítica que ha tachado a la hija del expresidente de Estados Unidos de “sosa” y “nerviosa”. En un artículo del Washington Post, Hank Stuever, dijo de ella que no parece haber heredado el carisma de sus padres.

Se le achaca poca naturalidad frente a las cámaras y también poca gracia a la hora de modular la voz, aunque eso puede ofrecer algo positivo al reportaje y hacerlo más cercano. Lo cierto es que son todas cuestiones lógicas teniendo en cuenta que le falta experiencia como reportera y frente a una cámara. Esto se lo reconoce la mayoría y, de hecho, la animan a seguir aprendiendo y mejorar, una crítica constructiva que nunca viene del todo mal. De todos modos la pregunta más importante es ¿les habrá gustado a los espectadores? Y a ustedes, ¿les convence?

 

Visit msnbc.com for breaking news, world news, and news about the economy

 

Más sobre: