Rafa Nadal, Bertín Osborne, Carmen Lomana... la estrella de la solidaridad brilla en Navidad

Aunque la Navidad es tiempo de regalos, también lo es para pensar en aquellos que menos tienen o que no están pasando un buen momento. Es tiempo de generosidad, de darse a los demás y demostrar ese buen corazón que late en el interior. Por eso estas fiestas han teñido de solidaridad las alfombras rojas y han tocado a numerosas caras conocidas que, con su presencia o sus donaciones, han aportado su particular granito de arena.

El futbolista Kaká apadrinó un año más, lo ha convertido en tradición desde hace tres, la campaña “En Navidad, ningún niño sin juguete”, que repartió en la Comunidad de Madrid hasta 4.500 regalos. El deportista, ídolo de los más pequeños, firmó autógrafos y les dio a los niños sin recursos la oportunidad de sonreír en estas fechas. “Me hace ilusión participar en causas así” declaró. Pensando en los “reyes” de la casa cogieron también la raqueta Rafa Nadal y Roger Federer. Rivales y amigos, se enfrentaron en la Caja Mágica de la capital en un partido que no puntuaba para la clasificación oficial, sino para la personal.

KakáVER GALERÍA


Los beneficios de este “Unidos por la infancia”, un millón de euros, se destinaron a la fundación que lleva el nombre del español. “No nos cansaremos de dar las gracias a todo el público que nos acogió y a todas las personas, patrocinadores y colaboradores que nos ayudaron a sacar el proyecto adelante. La Fundación seguirá trabajando y transmitiendo los valores que nos llevaron a crearla” dijo Nadal durante la presentación en Barcelona de la cifra recaudada, una ocasión a la que no faltó Paz Vega. El dinero podría aumentar tras la venta de fragmentos de la pista en la que “pelotearon”, firmados por el mallorquín, una iniciativa pionera en la historia de este deporte. El tenista reunió, días después en una cena, a sus padres, su hermana, su novia y numerosos amigos y caras conocidas que apoyaron con sus presencia esta causa.

 

Rafa Nadal y Paz VegaVER GALERÍA



Carolina Cerezuela no dudó en implicarse en la ocurrencia de la ONG Fundación Theodora, al igual que Mabel Lozano y Nuria March. El apoyo a la labor de los Doctores Sonrisa se logró gracias a la subasta organizada por la casa Christie’s en la capital de diez esculturas, inspiradas en los dibujos hechos por los niños madrileños durante una fiesta creada por la marca de nutrición infantil Milupa. La presentadora organizó además con Carlos Moyá una cena solidaria con subasta incluida para recaudar fondos para el Chad. Francisco Rivera ejerció de presentador en Pachá del concierto solidario del trío musical Alpresa, organizado por Fiona Ferrer y a favor de la fundación Educación Activa, presidida por Nora de Liechtsentein y creada por Fátima Guzmán, cuyo objetivo es ayudar a niños con hiperactividad. Fue una divertida noche a la que acudieron también Rosario Mohedano, Nuria March y Paloma Segrelles y en la que la banda sonora fue una fusión de flamenco, con ritmos latinos y un poco de funky.

 

Carolina CerezuelaVER GALERÍA

 

El artista y empresario Bertín Osborne no ha sido menos y ha donado dos toneladas de alimentos comercializados bajo la marca que lleva su nombre para los más necesitados en Valladolid, donde ha hecho un llamamiento a la solidaridad para ayudar a los más desfavorecidos. “Es la primera vez que lo hago y no va a ser la última", ha concretado Osborne, quien a recalcado que su presencia en el Banco de Alimentos obedece a la posibilidad de que pueda animar a más personas a prestar también su ayuda, en la medida que cada uno pueda. "Las cosas están muy mal para todos", pero siempre se puede aportar algo, ha resumido. También Nieves Álvarez ha apoyado el programa 1 Kilo de Ayuda para Educación de la Fundación Altius Francisco de Vitoria, a la que se han sumado establecimientos de grandes firmas de Madrid, que promueven entre sus clientes la colaboración solidaria con el proyecto, a través del apadrinamiento. Con esta se asegura la educación de cerca de 100 niñas.

 

nullVER GALERÍA



Carmen Lomana ha abierto su armario, igual que hizo recientemente Mar Flores, para sacar de él ropa que pueda gustar a la gente. Del 16 al 18 de diciembre, tratará de recaudar con su venta dinero que se dará a los comedores de beneficencia de las monjas de la Caridad, para que puedan celebrar la Nochebuena y la Navidad. Todo los visitantes podrán adquirir ropa, bolsos, zapatos o bisutería desde los 10 euros hasta los 1000, que es lo que cuesta un abrigo de Chanel, que en su momento costó 5.000 euros. El mercadillo incluirá desde prendas más casual, para todos los días, hasta vestidos de alta costura, que Lomana ha lucido en eventos de diferente índole o que ha utilizado para realizar sesiones fotográficas de conocidas revistas de moda. Incluso, contará con una serie de artículos low cost de conocidas firmas, que la empresaria ha ido adquiriendo durante los últimos años. También en la capital se celebró la gala navideña de la fundación “También”, que lleva más de una década intentando llevar el deporte a los discapacitados. María Chávarri mostró su apoyo a esta buena causa participando en este evento en el que también estuvieron otros miembros de su familia como su tía Natalia Figueroa, la mujer de Raphael, y sus hijos, Alejandra y Manuel Martos. Precisamente este último fue el encargado de amenizar la fiesta con la música de su grupo Mota, al son de la cual bailaron la periodista Irene Villa, que se encuentra embarazada del que será su primer hijo, y la esquiadora Blanca Fernández Ochoa. El importe de las entradas las entradas estaba destinado a "Deportod@s Colegios", uno de los programas más importantes de divulgación de la fundación, que acerca a los colegios de forma gratuita la práctica de actividades deportivas adaptadas a niños y adolescentes con discapacidad.

Y es que no hay excusa para no ser generoso esta Navidad, ¿no creen?

Más sobre

Regístrate para comentar