María José Campanario, tras las declaraciones de su marido: 'A mi no me gustaría que mis hijos no vieran a su padre'

Además, la mujer de Jesulín de Ubrique ha confirmado que dejó sus estudios universitarios por su familia y que su situación en la "Operación Karlos" "es mucho mejor"

Primero habló Belén Esteban; después Jesulín de Ubrique y ahora, María José Campanario. La mujer del diestro concedió ayer una entrevista telefónica al programa de Mariló Montero, Las mañanas de la 1, en la que analizó las recientes declaraciones de su marido.

Cada vez que habla sube el pan”, bromeó María José al inicio de la conversación. Y es que Jesulín se convirtió en trending topic en Twitter al afirmar que visitaría a su hija Andrea cuando lo creyera conveniente. “Ya sabéis que no me gusta hablar de este tema. Procuro ser muy discreta porque los que deben de hablar son sus padres. Lo único que te puedo decir es que a mí no me gustaría que mis hijos no vieran a su padre”, respondió María José. “Yo quiero mucho a mi marido, otra cosa es que comparta todas las decisiones que él quiera tomar”.


María José Campanario, tras las declaraciones de su marido: 'A mi no me gustaría que mis hijos no vieran a su padre'VER GALERÍA



Al margen de este tema, María José confirmó que había dejado sus estudios de Odontología en la Universitat Internacional de Catalunya por su familia. “Ha sido una decisión totalmente egoísta. No me podría perdonar jamás que mi hija o mi hijo dijesen el día de mañana: mamá, es que tú no estabas ahí”, confesó. “Yo cogía un avión el lunes, y volvía el viernes por la tarde noche, o en algunas ocasiones el sábado por la mañana, entonces es muy complicado, son muy pequeños”.

Aún así, María José no ha puesto fin a su sueño de estudiar. Su matrícula en la Universitat Internacional de Catalunya sigue abierta -“así me lo ha hecho saber, que allí tengo mi casa”-, y además, continúa con el grado superior de Protésico Dental en la Escuela Técnica Superior Antonio Solis de Sevilla, la misma en la que consiguió plaza cuando fue expulsa de la Universidad Europea de Madrid, tras haber sido condenada en la "Operación Karlos", y que dejó en un segundo lugar cuando le llegó la carta de admisión de la universidad catalana.

Según explicó María José, su marido nunca se ha opuesto a que ella estudiara. “Dejo mis estudios porque ahora mismo no favorece para nada. Me da mucha pena que se especule porque yo siempre he dicho que el apoyo de mi marido lo he tenido en mi casa que era donde me hace falta”, recalcó, confirmando así las declaraciones del diestro en las que decía que siempre había apoyado a su “mujer al cien por cien estuviera en Barcelona, estuviera en Pekín, estuviera en Cádiz o estuviera en Málaga”.

Durante la entrevista, María José Campanario también habló de su implicación en la “Operación Karlos”, por la que el pasado mes de julio fue condenada, junto a su madre, a un total de un año y 11 meses de prisión por un delito de estafa en grado de tentativa y otro de falsedad documental, así como a pagar una multa de 1.800 euros y su madre otra de 720 euros. “La situación ahora es mucho mejor que con la que empecé. Yo estaba imputada por cuatro delitos y ahora, en el recurso del Tribunal Supremo, solo estoy imputada por dos”, explicó. “Sigo con mi abogado, con Don Francisco Boca Negra, y hasta el final”, concluyó.

Más sobre: