Lo que no se vio en la grada de la Copa Davis: Besos, lágrimas, confidencias y una cena entre vencedores y vencidos

VER GALERÍA

La final de la Copa Davis que se ha celebrado este fin de semana en Sevilla pasará a la historia por la gran tensión y la emoción vivida, tanto en la pista como en la grada. La ciudad se ha volcado con la Armada y cada día ha abarrotado el estadio de la Cartuja para jalear al equipo español. El domingo, con motivo de la final, el aforo estaba más que completo y a lo largo de las cuatro horas que duró el partido, pudimos ver a un montón de famosos compartiendo la alegría con el equipo español.

nullVER GALERÍA



La afluencia de público fue de lo más variopinta y por las gradas se pudo ver a cantantes, toreros, futbolistas.... disfrutando de esta gran racha deportiva con sabor español. Rosa López o Rosa de España como ha sido apodada, llevó ayer a gala este sobrenombre, pues con un pañuelo con la bandera de España atada a una de sus muñecas vibró con cada una de las jugadas de la Armada, quien se dejo la piel hasta el último minuto.

VER GALERÍA


Los duques de Alba y en concreto Alfonso no fueron menos, y aunque algo más comedidos que el resto de la grada, que no dejo de levantarse de sus asientos cada vez que Rafa Nadal se hacía con un punto frente a del Potro, consiguieron meterse de lleno en el partido, tanto que levantando sus brazos y aplaudiendo el increíble juego del número 2 del mundo. Acompañados por Carmen Tello y Curro Romero, doña Cayetana y Alfonso han vivido un fin de semana de puro tenis, pues la pareja no se ha perdido ni un solo encuentro de la Davis. Y es que después del largo reposo guardado por la duquesa tras su leve caída, había muchas ganas de pasarlo bien y que mejor que con una victoria de tenis española en Sevilla.

VER GALERÍA



Otra de las parejas que no quisieron perderse esta final de infarto fueron Francisco Rivera y su novia, Lourdes Montes. El torero y su chica fueron los encargados de poner el toque romántico al encuentro. Francisco y Lourdes, quienes llegaron en moto hasta el estadio, ocuparon sus localidades, no sin antes saludar a José Manuel Soto, tío de Lourdes, quien tampoco quiso perderse el encuentro. Sin dejar ni un solo centímetro de distancia entre ellos, la pareja se profeso todo tipo de muestras de cariño. Secretitos a la oreja, arrumacos, abrazos, besos... incluso tuvieron un momento para hacer la ola con el resto del público que abarrotaba el estadio. Sin duda, la pareja está viviendo uno de los mejores momentos de su relación. No hay más que ver estas imágenes para poder comprobarlo.

VER GALERÍA



Sergio Ramos, el jugador del Real Madrid y sevillano, no pudo faltar a la cita y acompañado por su cuñado volvió a vivir, esta vez, como espectador lo bien que sabe una victoria rojigualda. Manolo Santana y su novia, Claudia, fueron otras de las inseparables parejas que vivió en su propia piel la tensión que da este tipo de campeonatos. Así como Eugenia Osborne y su marido Juan Melgarejo, quien dentro de nada serán uno más en la familia, ya que la hija de Bertín está embarazada de seis meses. El bebé es un niño que se llamará Juan, como su padre, tal y como afirmaba la mamá hace apenas una semana.

VER GALERÍA



A Cayetano Martínez de Irujo, la incomodidad de tener que moverse con muletas tras su operación de rodilla no le impidió trasladarse hasta el estadio de la Cartuja, pues su pasión por los deportes mueve montañas, y esta ocasión no podía ser menos. Acompañados por dos amigos, el conde de Salvatierra hizo su entrada en el recinto, donde se reencontró con su madre y el marido de esta, Alfonso Diez.

VER GALERÍA

VER GALERÍA



Y tras tanta emoción, sobre todo por parte de la madre de Rafa Nadal, a quien vimos enjuagándose las lágrimas en la grada, nada mejor que una gran cena. La Armada al completo, con sus familiares y con su quinta ensaladera bajo el brazo, disfrutó de una velada de campeones en la que compartió mantel con su digno competidor, el equipo argentino. Uno de los primeros en llegar al restaurante fue Fernando Verdasco, quien acompañado por la chica que le ha robado el corazón, la modelo Jarah Mariano, hizo su entrada con rostro serio en el establecimiento. Tras ellos pudimos ver al extenista Carlos Moyá y su mujer, la actriz Carolina Cerezuela, a David Ferrer y su chica, y a un exultante Rafa Nadal.

Más sobre

Regístrate para comentar