Ana Obregón: 'Mi hijo es sobrino del Rey y tengo muy buena relación con la Familia Real'

La polifacética actriz está recorriendo los principales programas de la televisión norteamericana dejando frases para la posteridad como ésta y alguna más sobre su supuesta relación con David Beckham y el príncipe Alberto

Ana Obregón está haciendo un verdadero tour por las televisiones norteamericanas. Aprovechando su estancia en Miami, donde vive desde el pasado mes de marzo para poder pasar más tiempo con su hijo Álex, que se encuentra allí estudiando, la actriz y escritora no dudó en acudir como invitada de lujo al programa CNN en Español, y responder con la mejor de sus sonrisas a las preguntas del presentador, Ismael Cala. 

Ana Obregón: 'Mi hijo es sobrino del Rey de España'VER GALERÍA


Ana, que estaba fabulosa con un ajustadísimo vestido rojo, contó los detalles más íntimos de su relación con el futbolista inglés David Beckham. "Esta historia saltó a la prensa en España y en Inglaterra no por mi, sino por Victoria, que vino a mi gimnasio  insultándome", comenzó a relatar la actriz. " Ella creía que estaba con David, pero era falso. Él era amigo mío y no fue más porque yo no quise", continuó explicando. "Me costó bastante decirle que no. Él insistía, insistía e insistía. Pero no hubo sexo, te lo juro por la persona que más quiero que es mi hijo", concluyó Ana, que aseguró que tiene más de 500 mensajes privados de Beckham en un móvil guardado en una caja fuerte.

Tras esta confesión, Ana recordó al gran amor de su vida, el fallecido jugador de baloncesto Fernando Martín. "Estábamos hechos el uno para el otro. Su muerte ha sido la lección más dura que m ha tocado vivir", dijo emocionada. Sobre su ex pareja Alessandro Lequio declaró que le "resucitó el corazón" dos años después de la muerte en 1989 de Martín, porque le dio a su hijo, y sobre el exfutbolista croata Davor Suker, confesó que fue su "novio por tres años" y añadió bromeando: "Ahora que lo pienso, tengo fijación con el Real Madrid".

Después de su intervención en el programa, Ana publicó el siguiente mensaje en su cuenta personal de Twitter: "Mil gracias a @CALaCNN por la entrevista de CNN, por su respeto y profesionalidad y a los que la vieron en USA por vuestras felicitaciones". En unas pocas horas 'cruzaron' el charco y fueron muchos los compañeros y amigos incondicionales de Ana que recurrieron a las redes sociales para darle la enhorabuena por la entrevista. "Amor, divina, todo el mundo habla de la entrevista! Estupenda!! Love", publicaba Boris Izaguirre, un bonito mensaje que la protagonista contestó con el mismo cariño: "Love u too!!".




Pero esta no ha sido la única aparición de la polifacética actriz en un plató de televisión norteamericano. Con el mismo vestido y sin parar de sonreír, acudió al programa Despierta América y allí habló de su romance con el príncipe Alberto de Mónaco. "Yo tenía 21 años y es cierto que hubo alguna cosita", reconoció y acabó explicando cómo ha terminado teniendo relación con la realeza a pesar de que su romance con el heredero monegasco no llegara a buen término. "Resulta que el padre de mi hijo es sobrino del rey de España, entonces, mi hijo es sobrino del rey de España y bueno, pues tengo muy buena relacion con la Familia Real y con la realeza pues porque son familia", destacó. Para ubicarnos, señalar que Alessandro Lequio es nieto de la infanta Beatriz -hija de Alfonso XIII y hermana, por tanto, de Juan de Borbón, padre del rey Juan Carlos. Además, su madre, Sandra Torlonia y Borbón, es prima  hermana del rey.

A modo de anécdota, y volviendo a hablar de su relación con el príncipe Alberto, relató cómo llegó a confundir a Raniero de Mónaco con un portero durante el Baile de la Cruz Roja. "Me habían invitado a cenar con ellos. Yo iba divina, de largo, no sé de quien era el traje, de Chanel seguro, y como no veo nada, necesito gafas de lejos, soy miope total, llegué, veo a un señor y digo: 'Raniero'. Le hice una reverencia hasta el suelo y de repente miro y me dice el señor de al lado: 'Pero Ana, que es el portero'. Y dos metros más allá estaba toda la Familia Real y Alberto muerto de risa".

Más sobre: