El primer árbol de Navidad: Así han decorado los Obama la Casa Blanca

La primera dama de Estados Unidos ha abierto las puertas de su residencia para presentar al 'nuevo inquilino'

nullVER GALERÍA

 

La Navidad se ha instalado ya en la Casa Blanca. Hizo su entrada triunfal la semana pasada, con la llegada del abeto y los motivos navideños, y hoy no hay rincón de la residencia de los Obama que no haya okupado bajo el lema "brillar, dar y compartir", para recordar la importancia de pasar tiempo con la familia y los amigos, la alegría de dar a los demás y de compartir. El espíritu navideño se ha adueñado de cada recoveco gracias a fotos, cartas y medallas militares, que son los adornos protagonistas de la decoración navideña presidencial junto a las réplicas de la mascota familiar, el perro Bo, realizadas con botones y bolsas de basura. "Esta época del año es una de mis favoritas", confesó la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, que ha abierto las puertas de la Casa Blanca para presentar a la prensa al nuevo inquilino en un relajado acto con familias militares.

Este año la Navidad se aloja junto a esas familias, que representan lo mejor de Estados Unidos en palabras de la primera dama. A ellas está dedicada la ornamentación navideña de la Casa Blanca y especialmente el árbol principal, un abeto de más de cinco metros de altura, procedente de Neshkoro (Wisconsin), que preside el salón azul. Tarjetas navideñas creadas por hijos de militares, fotos de familias de las Fuerzas Armadas, medallas, insignias y cintas con los colores de las Fuerzas Armadas cuelgan de sus ramas. Otro árbol en el ala este de la residencia presidencial también muestra cartas, mensajes y fotos de militares estadounidenses que prestan servicio "en todo el mundo" y además las 85.000 personas que se prevé que visiten durante diciembre la Casa Blanca podrán, si lo desean, escribir mensajes para esos militares.

 

nullVER GALERÍA

 

Pero los militares comparten protagonismo decorativo con el miembro más famoso de la familia Obama, el perro Bo, al que se puede encontrar "en cada habitación porque está escondido por todos los sitios". Hay varias réplicas de Bo, algunas más grandes que la propia mascota, realizadas con originales materiales como botones, caramelos y bolsas de basura. Y es que este año la Navidad está en todo y en todas partes de la Casa Blanca.

Más sobre

Regístrate para comentar