Tras perder Francisco y Jessica el hijo que esperaban

En ¡HOLA!: Isabel Pantoja y su familia, de las horas más tristes a las imágenes que reflejan, de nuevo, la ilusión y la esperanza

La pareja, que ya no se casa en enero, prepara la boda con mayor tranquilidad

De la tristeza a la esperanza. Así podrían definirse los momentos vividos por Isabel Pantoja y su familia en los últimos días, tras perder Francisco Rivera, hijo de la artista, y su novia, Jessica Bueno, el hijo que estaban esperando. El abatimiento de los instantes que rodearon el ingreso de la joven modelo, de veintiún años, en el departamento de urgencias de un hospital de Madrid, acompañada por su novio y por la madre de este, quien acudió con su hermano Agustín nada más recibir la llamada de su hijo. Un Francisco cuyo rostro reflejaba el dramatismo de lo que estaba viviendo, mientras aguardaba noticias en la sala de visitas de urgencias, tal y como se ve en las imágenes exclusivas publicadas en la revista ¡HOLA! de esta semana.  

nullVER GALERÍA


Las sospechas de que algo no transcurría con normalidad en su embarazo habían comenzado pocos días antes, cuando Jessica decidió acudir al hospital para comprobar que todo marchaba correctamente. Al parecer, los médicos le recomendaron reposo, aunque las anomalías volvieron a producirse, por lo que decidió regresar al centro sanitario. Acompañada en todo momento por su novio y por Isabel Pantoja —posteriormente llegaría desde Sevilla la madre de Jessica—, la joven modelo permaneció toda la noche en el centro médico, donde el doctor le informó de que había sufrido un aborto espontáneo.

Desilusión y tristeza
"Las cosas pasan por algo, y yo me siento feliz y afortunada de tener a mi lado a la persona que más quiero.
Todo llega a su momento". Estas eran las primeras declaraciones de Jessica después de anunciar que había perdido el hijo que esperaba con Francisco. La guapa sevillana ha recurrido a las redes sociales para agradecer las numerosas muestras de cariño que ella y su novio han recibido  en estos difíciles momentos. “Sois grandes y buenas personas por todo ese amor que nos dais sin ninguna necesidad. Sois los mejores y hacéis felices a dos personas cada día", ha publicado en su cuenta personal de Twitter.

VER GALERÍA


A pesar de su juventud, tan solo tiene veintiún años, Jessica se ha enfrentado con entereza a este duro golpe que le ha dado la vida. "Agradezco todos esos mensajes de ánimo de todas esas mamás que les ha pasado lo mismo, y decir que siento mucho que hayan tenido que pasar por esa desilusión y tristeza", ha escrito. Por su parte,Francisco, que tuvo que viajar a Barcelona para participar en el programa televisivo Tú sí que vales mientras su novia se quedaba en su casa descansando, también escribía en su red social para hacer las primeras declaraciones tras la triste e inesperada pérdida.  “Quiero agradecer todos esos mensajes de apoyo que hemos recibido. Es una pena lo que ha pasado, pero cuando las cosas pasan, por algo es. Sé que mi padre estará cuidando a su nieto”.  Por último, su hermana, Isabe,le dejaba su mensaje de apoyo: “Estamos todos muy tristes,  pero, por encima de todo, queremos a Jessica y a Kiko”.

Tal y como han transcurrido las cosas, la pareja, que se iba a casar en enero, pospondrá su boda para prepararla con más tranquilidad.

Más sobre: