La Navidad llega a casa de los Obama

Un año más, la primera dama y sus dos hijas han recibido el abeto que decorará su residencia oficial durante las fiestas

La Navidad ha hecho su entrada triunfal en la Casa Blanca. Michelle Obama, sus dos hijas, Sasha y Maila, y el perro de la familia, llamado Bo, han salido a recibir el árbol que decorará la residencia presidencial durante la temporada navideña.

El abeto, de 5,64 metros, llegó en un carro rojo y verde tirado por dos caballos procedente de Wisconsin. Este tradicional acto, que marca el inicio de los eventos navideños de los Obama, parece estar reservado a las "chicas" de la Casa Blanca ya que el año pasado –al igual que el anterior- también fueron ellas las encargadas de dar la bienvenida al árbol.

nullVER GALERÍA



La granja Schroeder Forevergreens fue la seleccionada por la Asociación Nacional de Granjas de Árboles Navideños para cumplir con la misión de proporcionar el abeto que adorne el salón azul de la Casa Blanca durante estas Navidades, tradición que se lleva a cabo desde 1966. Tom y Sue, propietarios de la granja, aseguraron sentirse muy emocionados y confesaron que el árbol tardó 20 años en alcanzar semejante altura.

Durante los próximos días, decenas de voluntarios de todo el país se unirán al personal de la Casa Blanca para decorar el abeto, que se presentará el miércoles. Según informa la agencia AP, Barack Obama permitirá a las familias de los militares ser las primeras personas en ver la ornamentación navideña de su residencia oficial.

VER GALERÍA



Días antes, y con motivo de la víspera de Acción de Gracias, la fiesta nacional por execelencia, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, indultó dos pavos en la Casa Blanca aunque uno de ellos se escapó en plena ceremonia. Con Peace (Paz) ausente, Obama ofició la tradicional ceremonia del indulto con el otro pavo, de nombre Liberty (Libertad), acompañado por sus dos hijas, Malia y Sasha. Esta fiesta "es uno de los peores días del año para ser un pavo", bromeó el presidente al comienzo de la ceremonia al anotar que Liberty y Peace, gracias a su indulto, se van a librar de "terminar rellenos y al lado de un puré de patatas".

nullVER GALERÍA



Además de por estas múltiples tradiciones, esta semana también ha sido noticia Michelle Obama por la llamada sorpresa que realizó a Jessica Allen, la mujer de Charles Allen, un soldado que perdió las dos piernas en Afganistán, para alabar su gran labor humanitaria. Desde el accidente de su marido, Jessica se ha dedicado en cuerpo y alma a apoyarle y ayudar a todas las mujeres que se encuentran en su misma situación. Vea el vídeo pinchando aquí.

Más sobre

Regístrate para comentar