El juez que instruye el caso de Ortega Cano ve indicios suficientes contra el diestro

Por su parte, la defensa del torero ha recurrido el auto de procedimiento abreviado por falta de pruebas y "prevención procesal"

El juez de instrucción número 9 de Sevilla ha dictado auto de procedimiento abreviado contra el torero José Ortega Cano por el accidente de tráfico ocurrido el pasado mes de mayo en el que perdió la vida Carlos Parra. El juez considera que existen indicios suficientes contra el diestro, aunque se limita a imputar unos hechos y no unos delitos concretos, tras lo que ha dado plazo a la Fiscalía para que presente su escrito de acusación.

El auto pone fin a la fase de instrucción y se ha dictado pese a que la Audiencia de Sevilla aún no se ha pronunciado sobre los cinco testigos pedidos por la defensa, que acreditarían que el torero no bebió alcohol la noche del accidente. Sobre el último testigo propuesto por la familia Parra, que presuntamente presenció la ingesta de alcohol por parte de Ortega Cano, sí se ha pronunciado y ha dictaminado que su testimonio "no es necesario en la actual fase procesal", que "parece encontrarse finalizada" tras un "voluminoso procedimiento".

Por su parte, la defensa del torero ha recurrido dicho auto porque cree que no hay indicios suficientes de delito y por "prevención procesal", ya que aún no se ha decidido si declararán o no los cinco testigos pedidos. El abogado del diestro, Enrique Trebolle, ha informado a Efe de que su recurso se basa en que, según lo declarado por los testigos, debe producirse una "corrección a la baja" de la velocidad de 125 kilómetros por hora a la que, según la Guardia Civil, circulaba el todoterreno de Ortega Cano en una carretera limitada a 90 kilómetros/hora.

También alega que el test de alcoholemia practicado en el hospital Virgen Macarena -que arrojó un registro casi triple de lo autorizado- "debe pasar un tamiz de validez" a la vista de lo declarado por varios testigos, entre ellos el médico de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) que primero atendió a Ortega Cano y los facultativos del hospital al que fue trasladado.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 22,40 horas del sábado 28 de mayo, cuando el vehículo del ganadero colisionó frontalmente con otro en el kilómetro 28 de la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en concreto, a la altura de la urbanización La Colina. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, Carlos Parra, de 48 años de edad.

José Ortega Cano permaneció ingresado en la UCI del Hospital Macarena de Sevilla hasta el 11 de julio y el pasado 1 de noviembre fue intervenido para suprimir en su intestino la colostomía (abertura quirúrgica) que se le había practicado después del accidente de tráfico.

Más sobre

Regístrate para comentar