Kim Kardashian incorpora la discreción a su forma de vida y su ex Kris Humphries rompe su silencio

Kim Kardashian ha hecho lo que creíamos casi imposible, que la discreción sea el calificativo que describa su proceso de divorcio. Kim, quien tras anunciar su separación de Kris Humphries el pasado 31 de octubre tras 72 días de matrimonio hizo las maletas y se marchó a Australia para promocionar su línea de bolsos y así poner tierra de por medio, se dio cuenta que la mejor manera de pasar este 'mal trago' era refugiarse en su familia, y así es como ha pasado estos días la socialité americana.

Kim KardashianVER GALERÍA


Kim, quien ha reducido sus compromisos profesionales al mínimo, tan solo se ha dejado ver en un par de ocasiones, una acudiendo a su gimnasio de Beverly Hills en compañía de una amiga, y otra este fin de semana, animando a su hermano Rob en el concurso Dancing With The Stars.

Y mientras Kim Kardashian intenta hacer caso omiso de los comentarios que han surgido sobre su persona, así como lo referente al carácter lucrativo de su enlace, su ex, el jugador de baloncesto Kris Humphries, ha decidido romper su silencio y hablar sobre lo duro que ha sido esta repentina ruptura para él. Convertido en imagen de una nueva marca de relojes, algunos bromean que debido a la fugacidad de su divorcio, Kris ha confesado: "Es una época muy difícil, lo estoy pasando mal".

Kris HumphriesVER GALERÍA



Kris, quien admitió que la solicitud de divorcio le había pillado por sorpresa, afirmaba argumentado su asombro y confusión: "¿Cómo puede alguien hacer algo así? Nunca hubo ninguna discusión al respecto". Asimilando poco a poco esta perdida, Kris, se ha refugiado en su trabajo y en su familia, así como en sus más fieles amigos: "Estoy muy agradecido a mis amigos por su apoyo incondicional".

Más sobre

Regístrate para comentar