Isabel Preysler, Patricia Rato y Enrique Ponce ponen voz a los derechos de los niños

Acudieron junto a numerosos rostros conocidos a la lectura celebrada en el Centro Social y Cultural de la Obra Social Caja Madrid La Casa Encendida

Patricia Rato y Enrique PonceVER GALERÍA


Numerosos rostros conocidos del mundo de la política, la empresa, la cultura y el espectáculo se reunieron en Madrid para leer los cuarenta y dos artículos de la declaración de los Derechos del Niño y así concienciar a la sociedad de los problemas de la infancia y de la necesidad de seguir trabajando para solucionarlos. La concejala madrileña Ana Botella; el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda; el exministro Eduardo Serra; el psiquiatra y humanista Enrique Rojas; el empresario Pepe Barroso; la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada; la cantante Karina y el torero Enrique Ponce, que acudió sin su mujer, Paloma Cuevas, que está en la recta final de su embarazo, son sólo algunas de las personalidades que mostraron su lado más solidario aportando su granito de arena a la causa.

También aceptaron la invitación de la Fundación ANAR, que lleva más de 40 años atendiendo las necesidades de la infancia, y la Obra Social de Caja Madrid, Patricia Rato, a la última con un look en tonos grises y rosas, Marina CastañoMario Vaquerizo, marido de la cantante Alaska, Carolina Adriana Herrera, y Samantha Vallejo-Nájera, hermana de Nicolás Vallejo-Nájera, marido de Paulina Rubio, entre otros. Sin embargo, una de las más esperadas era Isabel Preysler, a quien hace unos días vimos disfrutando de un día 'de chicas' junto a sus hijas Tamara Falcó y Ana Boyer, en un céntrico restaurante de la capital, ya que se trataba del primer acto público al que asistía después del fallecimiento de su hermana Beatriz.

Ana Botella, Ágatha Ruiz de la Prada y Samantha Vallejo-NágeraVER GALERÍA


Todo ellos acudieron al Centro Social y Cultural de la Obra Social Caja Madrid La Casa Encendida, que acogió esta lectura durante más de tres horas y media. Después de cada artículo leído por cada uno de ellos, una adolescente y un representante de ANAR contaron un caso concreto atendido por esta fundación, desde situaciones de maltrato o acoso hasta abandono o adicciones. Durante el acto, Ana Botella consideró "muy importante que una fundación con la experiencia y la tradición de ANAR organice la lectura de estos artículos que, sin duda, son un aldabonazo en un mundo en el que hay muchos niños que sufren, que no tienen lo fundamental, que pasan hambre y que padecen abusos". Por su parte, el defensor del Menor de la Comunidad de Madrid aseguró que actos como éste sirven para recordar que los niños son los elementos "más débiles" incluso en una sociedad "tremendamente avanzada" como la actual y que atajar casos como los que se escucharon durante el acto es responsabilidad no sólo de las administraciones sino de cada uno individualmente.

Más sobre: