Sara Carbonero e Iker Casillas viven sus particulares 'Vacaciones en Roma'

El portero compartió con sus seguidores de Facebook una foto de la pareja en la ciudad italiana

Iker Casillas y Sara Carbonero posan sonrientes en el Coliseo de RomaVER GALERÍA


"Coliseo romano, espléndido lugar...". Así presentaba Iker Casillas, en su página de Facebook, esta fotografía posando junto a su novia, Sara Carbonero, en el histórico monumento romano. Y es que, como Gregory Peck y Audrey Hepburn hicieran en 1953, Iker y Sara han vivido unas "Vacaciones en Roma... como en la película", tal y como comentaba el propio portero hace unos días en la misma red social. 

Son una de las parejas de moda y, aunque se muestran reacios a compartir su relación con el resto del mundo, de vez en cuando 'nos regalan' imágenes como ésta, en las que les vemos tan felices y enamorados como el primer día, como si vivieran en una constante 'luna de miel'. Como dos turistas más, la pareja eligió ropa cómoda y visitó algunos de los lugares más emblemáticos de esta romántica ciudad, a pesar de la lluvia. Y es que, aunque viven juntos, sus profesiones les mantienen muy ocupados, algo que tiene fácil arreglo con escapadas como ésta, tan propias de cualquier pareja de enamorados.


Tras varios días en la Ciudad Eterna, la pareja regresaba a Madrid el 9 de noviembre por la nocheVER GALERÍA


Tras varios días en la Ciudad Eterna, la pareja regresaba a Madrid el 9 de noviembre por la noche. Después de recoger su equipaje, vimos al portero de la selección española empujando el carro con tres grandes maletas. A su lado iba Sara, con el pelo recogido en una coleta. Ella le acariciaba la mano y le colocaba la gorra mientras se dirigían hacia el garaje del aeropuerto. El hecho de que el vuelo llegase con algo de retraso y que estuviese un poco cansado después de unos días muy intensos no mermó el cariño con el que Iker trata a sus seguidores, y menos si estos son niños. Así, el futbolista estuvo firmando autógrafos a un pequeño que se encontraba por allí con su familia.

Iker y Sara llegaban tranquilos, relajados y muy felices, pues Iker bromeó con el ticket de coche que llevaba colocado en su boca antes de coger el vehículo que les llevó de regreso a su hogar y a la normalidad, ya que al día siguiente tenían que regresar a la rutina. Sara por la mañana tenía su cita con el telediario del mediodía en Telecinco y él con sus compañeros del Real Madrid, ya que tienen que seguir entrenado tan duro como hasta ahora para seguir siendo líderes en la Liga.

Más sobre: