De la casa de una familia necesitada, a la de Antonio Banderas, después de comer con Will Smith, así comienza el viaje de Obama a la costa oeste

Barack Obama ha comenzado un viaje de tres días a la costa oeste de Estados Unidos. Su primera parada ha sido Las Vegas, donde ha anunciado nuevas medidas para ayudar a las familias que estén al borde del desahucio a causa de la crisis, como facilitar la refinanciación hipotecaria a estos hogares con problemas. Y allí, en la ciudad del juego, una de las más afectadas del país por la crisis inmobiliaria, visitó a una familia latina, la de José y Lissette Bonilla, que no atraviesa un buen momento económico. El presidente estuvo con ellos y con sus hijos manteniendo una conversación en el interior de la casa, bajo la atenta mirada de sus vecinos, que se quedaron a las puertas para verle de cerca. Después de escuchar cuál era la situación de los Bonilla, se despidieron con un caluroso abrazo y Obama continuó co su itinerario.

 

VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES


La siguiente parada ha sido Los Ángeles, la ciudad en la que más estrellas hay por metro cuadrado, y el presidente disfrutó de un almuerzo con un grupo de ellas, entre las que se encontraban Will Smith, Hillary Duff y Magic Johnson, y que tuvo lugar en casa del productor James Lassiter. El objetivo, además de intercambiar ideas y hablar de su programa electoral, era recaudar fondos de cara a las elecciones presidenciales que tendrá lugar el año que viene.

 

VER GALERÍA

 

Pero su cita con las estrellas no terminó con esta comida, ya que por la noche le esperaba una cena de gala en casa de Antonio Banderas y Melanie Griffith, quienes ya le apoyaron en las anteriores elecciones. Se trata de la primera gala latina para apoyar la reelección de Obama y el cubierto iba desde los 3.500 euros hasta los 25.000. "Estoy encantado de que el presidente de Estados Unidos use mi casa para lanzar un mensaje a la comunidad latina. Dicho eso, diré que esto no va ni de Melanie ni de mí, va de él y trataremos de estar en un segundo plano y que se vaya de mi casa sin que le pase nada. Ya vino Al Gore en otra ocasión y mi casa se está convirtiendo en una especie de casa institucional aquí en Los Ángeles", dijo Antonio Banderas a la agencia EFE, antes de que diera comienzo la fiesta. Además de estos anfitriones de lujo, entre los asistentes estuvieron Eva Longoria, George López y la secretaria de Trabajo Hilda Solís, entre otros. Para rematar esta parada en Los Ángeles, antes de viajar hoy a San Francisco, grabará una entrevista con el famoso presentador Jay Leno, que se emitirá en su programa “Tonight Show”.

Más sobre

Regístrate para comentar