Carla Bruni abandona el hospital con su hija Giulia en brazos

La primera dama francesa ha salido de la clínica La Muette este mediodía y ya está en casa junto a su pequeña

Carla BruniVER GALERÍA


Después de que la orgullosa mamá desvelara que habían decidido ponerle el nombre de Giulia a su hija con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, todos esperaban ansiosos a ver la primera imagen de la primera dama y su pequeña saliendo del hospital. Así, este mediodía se ha vivido un gran revuelo cuando Carla Bruni abandonaba la clínica La Muette con Giulia en brazos y tapada con una manta oscura. Luciendo ropa cómoda y de color negro, la cantante y exmodelo salía del centro donde ha estado recuperándose después de dar a luz el pasado miércoles y se metió rápidamente en el coche que la esperaba para regresar a casa. Y es que en la recta final de su embarazo la primera dama ya advirtió de que iba a proteger a su hija de toda exposición pública. "Haré todo lo posible para proteger a este futuro hijo, y con el mayor vigor", por lo que "no le expondré nunca", aseguró.

Durante estos días veíamos a numerosos amigos y familiares visitando a la feliz mamá para conocer a la recién nacida. Uno de los más esperados era el hijo de Carla, Aurélien, de 10 años, que acudió al hospital para ver a su nueva hermanita junto a su padre, el filósofo Raphael Enthoven. También quiso conocer a la pequeña Giulia, que desde que nació ha acaparado toda la atención de la familia Sarkozy-Bruni, el hijo mediano del presidente francés, Jean, de 25 años, que acudió acompañado por su mujer, Jessica Sebaoun.

Zapatero felicitó personalmente a SarkozyVER GALERÍA


Como ya le sucedió cuando su mujer dio a luz, Nicolás Sarkozy tampoco ha podido acompañarla en su regreso a casa con su niña. Mientras el miércoles se encontraba en Alemania en una reunión de carácter económico, en esta ocasión al dirigente francés no le quedó más remedio que viajar a Bruselas para participar en el Consejo Europeo. Al inicio de la cumbre y antes de que empezarán las sesiones de la misma, José Luis Rodríguez Zapatero y Sarkozy mantuvieron una conversación en la que se puso escuchar al presidente del Gobierno español cómo felicitaba personalmente a su homólogo francés por el nacimiento de su pequeña. Además, Zapatero se interesó también por el estado de Carla Bruni, a lo que Sarkozy respondió con un gesto indicando que se encontraba perfectamente.

Más sobre

Regístrate para comentar