Eugenia Martínez de Irujo, recuperada del brote de varicela: 'Lo he pasado fatal'

En el peor de los momentos. La mala suerte y la casualidad quisieron que Eugenia Martínez de Irujo sufriera un brote de varicela justo el día antes de la boda de su madre con Alfonso Diez. El mismo día en que la duquesa daba el “sí quiero” a su tercer marido, Eugenia tenía que ser ingresada en un hospital madrileño debido a la virulencia con la que se manifestó la enfermedad, una estancia que duró una semana.

Unos quince días más ha tardado en estar recuperada y retomar su rutina diaria, y ha sido ahora cuando ha comentado cómo se encuentra. “Me encuentro bien. Lo he pasado fatal, la verdad. Además se me ha hecho eterno, pero bueno ya he empezado a hacer vida normal”. Una de las cosas que más le molesta es haberse perdido la boda de su madre, una ocasión en la que se reunió toda la familia (excepto su hermano Jacobo). “Lo peor fue perderme la boda porque ha coincidido en pleno, pero bueno, ya qué se le va a hacer” añade.

Pudo ver a su madre poco antes de recibir el alta, cuando terminó el período de contagio y comenzó a recibir visitas, y la ve fenomenal. “La veo muy contenta, además vino a verme y he estado con ellos, todo muy bien”. La convalecencia le ha impedido además ir a ver a su hija Cayetana, que estudia fuera, algo que piensa solucionar pronto. “No pude estar con ella el día de su cumple así que ya en cuanto pueda voy”.

Más sobre

Regístrate para comentar