Alfonso Diez pasa su última noche de soltero en un hotel de Sevilla

Después de pasar la tarde en el palacio de Dueñas junto a la duquesa de Alba ultimando los detalles del gran día, Alfonso Diez se desplazó hasta el Hotel Eme de Sevilla, donde ha pasado su última noche de soltero. A las puertas le esperaban varios periodistas y fotógrafos y muchos curiosos y cuando bajó del coche que le llevó hasta allí, fue recibido entre aplausos y vítores. Aparentemente tranquilo, no quiso hacer declaraciones y entro en el hotel, de donde le veremos salir para recoger a Carmen Tello, que es la madrina, y después ir al altar.

A lo largo del día de ayer fueron llegando los invitados de la boda, entre ellos varios familiares de Alfonso, como su hermana, Begoña Díez, con su hija Rocío, el marido de ésta, Felipe Zuleta, y la hija de ambos, que es ahijada del futuro duque consorte de Alba. A su llegada a la capital hispalense se dirigieron al palacio de Dueñas para saludar a doña Cayetana antes de la boda y también tuvieron tiempo para dar un paseo por la ciudad.

Quien no podrá podrá disfrutar de este momento, aunque sí se había desplazado hasta Sevilla para estar con su madre, es Eugenia Martínez de Irujo porque ha contraído varicela y tiene fiebre alta.

También llegó ayer María Eugenia Fernández de Castro, ex mujer de Jacobo, y a su llegada habló de las palabras de la duquesa hacia Inka Martí: “Claro que doña Cayetana se ha arrepentido. Si luego esas cosas se pasan”. Respecto a Alfonso, todo fueron elogios hacia él: “Es una persona encantadora y muy divertida. Le encuentro un hombre muy atractivo”. Y también aseguró que la duquesa está tranquila, aunque con todo el lío de los preparativos de la boda no han podido hablar mucho.

Más sobre

Regístrate para comentar