Michelle Obama sale de incógnito de la Casa Blanca para ir al supermercado

nullVER GALERÍA

 

Tras esta gorra y estas gafas de sol y haciendo la compra como cualquiera, se esconde nada más y nada menos que Michelle Obama, la mujer del Presidente de los Estados Unidos. No es habitual ver a mandatarios y primeras damas protagonizar imágenes tan cotidianas como ir a supermercado y en esta ocasión, Michelle no ha conseguido pasar desapercibida en este establecimiento de Washington de la cadena Target, en el distrito de Alexandría.

Acompañada por miembros de seguridad de incógnito, la primera dama recorrió empujando su carrito de la compra los pasillos del supermercado tranquilamente buscando todo lo que llevaba en su lista y después hizo la cola, pagó y metió todo en bolsas de plástico, que llevó en la mano hasta su coche, como cualquier persona que va a hacer la compra. Y es que Michelle, antes que primera dama, es madre y ama de casa, y aunque si vida es muy diferente a la de cualquier ciudadano de a pie, ella intenta que su vida sea lo más parecida a lo que era antes de llegar a la Casa Blanca. 

 

nullVER GALERÍA

 

No sabemos lo que llevaba en las bolsas de la compra, pero después de llevar a cabo varias campañas alimenticias, por todos es conocida su preocupación por una alimentación sana, así que seguro que levará lo necesario para mantener una dieta equilibrada. Según han declarado varios empleados del supermercado a la cadena CNN, no se dieron cuenta de que era ella hasta que se acercó a la caja y al verla se llevaron una gran sorpresa.

Más sobre: