Carla Bruni aparece por última vez en televisión antes de ser madre: 'El futuro padre se porta muy bien'

Habló para el espacio 'Vivement dimanche' del canal France 2

Quedan pocos días para que la primera dama de Francia se convierta de nuevo en madre y el pueblo francés ha podido ser testigo de su felicidad en una última entrevista televisiva del canal público France 2. El encuentro fue grabado en sus habitaciones personales del palacio del Elíseo para el programa Vivement Dimanche, dedicado a Jean-Paul Gaultier, gran amigo de Carla Bruni. Además de hablar de su Fundación y de la figura del modisto, era inevitable que el presentador Michael Drucker le preguntara acerca de su inminente maternidad.

Con una sonrisa, Carla Bruni, vestida con un sencillo vestido gris, respondió que “está muy feliz”, su marido Nicolás Sarkozy también lo está, y que se siente ya un poco “grande”. El presentador le pregunta cómo se está portando el futuro padre y ella ríe y dice que se porta “muy bien”. Y es que ambos ya han vivido la experiencia de la paternidad antes (Carla es madre de Aurélien, nacido hace nueve años fruto de la relación de la cantante con el filósofo Raphaël Enthoven, y Sarkozy tiene tres: Pierre, de 26 años, Jean, de 24, y Louis, de 14). “Es una gran alegría, pero un poco trivial al mismo tiempo. No somos unos recién casados, en el sentido de que ya tenemos hijos” explica. Sin embargo, confiesa que también “están inquietos” como les ocurre a todos los padres. “Siempre estás inquieto, y así seguirás durante treinta o cuarenta años”.

Ha vivido todo su embarazo de una forma bastante discreta y recalca que, aunque ha sido un placer aparecer en este espacio televisivo, este es un momento que tiene ganas de reservar para ella: “En el fondo es un momento un poco privado”. En unas recientes declaraciones a los becarios de su fundación recogidas por el diario Le Parisien, Carla aseguraba: “Francamente, no puedo más: tengo que estar sentada o tumbada la mayor parte del tiempo. Ni fumar ni beber vino. Estoy ansiosa de que se termine". Su última aparición pública se produjo a mediados de septiembre, durante las Jornadas del Patrimonio cuando el matrimonio Sarkozy-Bruni recibió a un grupo de personas que habían acudido a visitar el Palacio del Elíseo, residencia oficial del jefe del Estado.

Más sobre: