Un vendedor de perfumes muy particular: David Beckham nos descubre su lado más divertido

El deportista 'se alió' con la presentadora Ellen Degeneres para sorprender a los clientes de un centro comercial


Deportista, modelo, padre, y ahora... ¡cómico! Pocos conocíamos la faceta más humorística de uno de los 'british' más populares del momento. David Beckham cambió su equipación del L.A Galaxy por un uniforme más 'corriente' y se convirtió por unos minutos en Ricky, un particular vendedor de perfumes de un conocido centro comercial.

El marido de Victoria Beckham añadió a su uniforme unas gafas de pasta negras y una gorra de béisbol, a través de la cual recibía las indicaciones de una ocurrente y divertida Ellen Degeneres que le puso a prueba durante todo el tiempo que duró la broma: le hizo cantar, gritar, cambiar su acento, usar técnicas de venta un tanto inusuales... El resultado: una cámara oculta redonda con un protagonista decidido a sorprender a los clientes y a una audiencia que, a la vista de las imágenes, quedó encantada con el que ha sido, sin duda, uno de los momentos más divertidos de David en la televisión.

Y os preguntaréis el porqué de todo esto. La respuesta es muy sencilla: el deportista quiso devolverle el 'favor' a la conocida presentadora que, la semana pasada, regaló a los Beckham una equipación del L.A Galaxy, club de fútbol en el que juega David, en tamaño 'mini' para la recién llegada a la familia, la pequeña Harper Seven.

Más sobre

Regístrate para comentar