En la recta final de su embarazo, Carla Bruni acompaña a Nicolás Sarkozy en el Día del Patrimonio francés

En un paseo por los jardines del Palacio del Elíseo, el avanzado estado de la primera dama llamó la atención de una niña, que se quedó atónita mirando su 'tripita'

Nicolás Sarkozy y Carla BruniVER GALERÍA


Aunque en un principio no quiso reconocer públicamente que estaba embarazada e hizo hasta lo imposible por mantenerlo en secreto, la 'tripita' de Carla Bruni fue creciendo poco a poco y no pudo negar lo evidente. De hecho, esperó varios meses para conceder su primera entrevista y reconocer que el hijo que espera con el Nicolás Sarkozy es "una alegría sorprendente e inesperada". Desde entonces, la modelo y cantante no ha querido ocultar más su felicidad y tras verla luciendo embarazo durante sus vacaciones en Fort de Brégançon, en la Costa Azul, la primera dama ha mostrado su avanzado estado durante el Día del Patrimonio francés.

Aunque le queda muy poco para dar a luz, Bruni quiso acompañar a su marido durante las actividades que se celebraron con motivo de esta fiesta tan especial en la que todos los edificios se abren al público y disfrutaron de un agradable paseo por los jardines del Palacio del Elíseo. Fue allí donde la 'tripa' de la artista francesa llamó la atención de una niña que se quedó mirándola atónita. Sin duda, la pequeña sentiría la emoción de saber que dentro había un bebé y que el próximo mes Carla y Nicolás se convertirán en papás.

Una niña miraba atónita la 'tripita' de Carla BruniVER GALERÍA


En una de sus últimas entrevistas, Carla Bruni se mostró muy tajante respecto a que procurará proteger al hijo que espera con el presidente francés de toda exposición pública y confesó que desconoce el sexo del bebé porque prefiere que sea "una sorpresa". Bruni, que ya es madre de un niño de 11 años, Aurélien, de su relación con el filósofo Raphaël Enthoven, aseguró que "imponer a mis hijos mi imagen pública me inquieta enormemente", y aseguró que no le expondrá nunca: "Haré todo lo posible para proteger a este futuro hijo y con el mayor vigor". Además, la primera dama manifestó su deseo de que su esposo pueda estar presente el día del parto y contó que su marido, por ocupado que esté, "se las arregla para estar cerca de sus hijos mayores, de su familia".

Más sobre: