Los abogados de la familia de Carlos Parra piden que Ortega Cano declare ya

Los abogados de la familia de Carlos Parra, fallecido al chocar con el vehículo que conducía el torero retirado José Ortega Cano, han anunciado que pedirán de inmediato que se le tome declaración "en calidad de imputado". El bufete de abogados Luis Romero y Asociados ha emitido un comunicado en el que se dice que esta decisión ha sido tomada "a la vista de la mejoría física y psíquica" de Ortega Cano, "puesta de manifiesto en las declaraciones realizadas por él en distintos medios de comunicación".

La nota señala que también reiterarán al juzgado la solicitud de que preste declaración "un testigo presencial de la presunta ingesta de bebidas alcohólicas por parte del Sr. Ortega Cano minutos antes del siniestro", ya que esta diligencia de prueba fue solicitada en julio, pero podría no haberse practicado por el periodo estival. Los abogados señalan además que existen otros "testigos complementarios" cuyas declaraciones ayudarán a componer "el itinerario cronológico de los hechos justo antes de acontecer el siniestro".

Asimismo reclamarán de manera inmediata que el juzgado pida a la Guardia Civil el informe técnico que efectuó sobre el accidente que costó la vida a Carlos Parra, habida cuenta del tiempo transcurrido desde que ocurrió.

El comunicado concluye diciendo que la familia del fallecido, "con su discreción, está siendo un ejemplo de dignidad, y ello a pesar de las reiteradas invitaciones que se le han realizado para acudir a distintos medios de comunicación y con ofertas sustanciosas".

El accidente de coche tuvo lugar el pasado 28 de mayo cuando el vehículo del ganadero colisionó frontalmente con otro en el kilómetro 28 de la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en concreto, a la altura de la urbanización La Colina. Ortega Cano estuvo ingresado un mes y medio a consecuencia de las graves heridas sufridas. El extorero abandonó el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, el pasado 11 de julio, visiblemente más delgado, con el pelo muy corto y desplazándose en una silla de ruedas. Ortega Cano sigue su rehabilitación en su residencia de Madrid.

Más sobre: