Lujosas villas, islas exclusivas… Así disfrutan de sus vacaciones Obama, Berlusconi y Cameron

Después de un año difícil y marcado por la crisis, los presidentes se han marchado de vacaciones, - eso sí, siempre muy pendientes de la situación de cada uno de sus países -, para recargar las pilas y retomar el curso político con ganas. Rodeados de fuertes medidas de seguridad y de sus respectivas familias hemos visto a David Cameron, Barack Obama y Silvio Berlusconi relajándose, cada uno a su manera.

 

nullVER GALERÍA



Para David Cameron, el primer ministro británico, este verano está siendo bastante movidito. Se encontraba de vacaciones en una lujosa villa en la Toscana italiana junto a su mujer, Samantha, cuando se iniciaron, la primera semana de agosto, una serie de disturbios callejeros en Londres que más tarde se extendieron a otras zonas como Birmingham o Leeds y que han terminado con más de 1.800 detenidos. Esta oleada de violencia callejera provocó que interrumpiera viaje y Cameron pusiera rumbo a Londres para solucionar lo que estaba ocurriendo en el país. Este fin de semana hemos podido verles en Port Isaac, una localidad costera, en Inglaterra, pero también ha adelantado su vuelta para participar en una sesión del consejo de seguridad nacional en la que se discutirá la situación en Libia, tras la entrada de los rebeldes en Trípoli.

 

VER GALERÍA



También pendiente de lo que sucede en Libia se encuentra el presidente Barack Obama, que comenzó sus vacaciones el pasado jueves y que ha vuelto a elegir como destino la exclusiva isla de Martha´s Vineyard, en la costa de Massachusetts, donde acude cada verano desde que fue nombrado presidente de Estados Unidos. Allí se aloja junto a su mujer, Michelle Obama, y sus hijas, Malia, de 13 años, y Sasha, de 10, en una mansión conocida como "Blue Heron Farm", que cuenta con acceso a una playa privada, piscina, huerta propia y hasta una cancha de baloncesto. Pero estos días de descanso llegarán muy pronto a su fin, ya que está previsto que regresen a Washington el próximo sábado.

 

VER GALERÍA


Por su parte, Silvio Berlusconi también ha comenzado el verano con preocupaciones, en su caso con las reformas económicas que debe llevar a cabo en el país. Pero esto no le ha impedido irse de vacaciones y nos ha mostrado una faceta poco conocida de él, la de abuelo. Il cavaliere disfruta de unos días de descanso en Porto Rondo, situado en la isla de Cerdeña, donde le hemos visto con dos de sus seis nietos, Alessandro y Edoardo, con quienes ha paseado y también les ha consentido algún capricho que otro, como los helados con los que aparecen en estas imágenes.

Sin duda, momentos y facetas distintas de estos gobernantes que, como el resto de los mortales, necesitan unos días de descanso para volver al trabajo con más energía.

Más sobre

Regístrate para comentar