¿En Sevilla y vestida por Victorio y Lucchino? Se avivan aún más los rumores de boda entre la duquesa de Alba y Alfonso Díez

Este verano está siendo muy especial para la duquesa de Alba. El pasado 4 de julio, doña Cayetana tomaba la importante decisión de adelantar por anticipado su herencia entre sus seis hijos -Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia-, convirtiéndoles en titulares registrales de sus bienes aunque manteniéndose ella como gerente y administradora de su patrimonio. Este hecho se interpretó como un primer paso para poder casarse con Alfonso Díez.

Su hijo Cayetano Martínez de Irujo confesaba después, en una entrevista al diario El Mundo, que “si al final mi madre decide casarse, asistiremos, aunque sigamos sin estar de acuerdo", declaraciones que avivaron aún más los rumores de boda entre su madre y el funcionario del Estado.


Mientras toda España y parte del extranjero espera ver si se cumple su sueño de casarse, la duquesa de Alba disfruta en Ibiza del sol y del mar acompañada por una amigaVER GALERÍA


Y ahora, ha sido la propia duquesa quien se ha pronunciado al respecto. Ante los micrófonos del programa de Telecinco Sálvame, doña Cayetana ha desmentido las informaciones que aseguraban que la boda iba a celebrarse en Ibiza con un escueto “no, en Sevilla”. Una breve pero reveladora declaración que muchos han interpretado como la confirmación definitiva de que sí se casará. Sobre los padrinos y la fecha exacta del enlace, la duquesa declaró no saber nada.

La posibilidad de unas nupcias entre doña Cayetana y Alfonso se hace aún más fuerte con las últimas declaraciones de José Víctor Rodríguez Caro, de Victorio & Lucchino. Al ser preguntado si son ellos los encargados de diseñar el vestido de novia a doña Cayetana, el diseñador ha contestado: “No lo puedo decir. Cuando lo autorice la duquesa lo diremos, pero no lo podemos desvelar. Ella es la clienta, la que paga y la que manda. Yo sólo tengo que diseñar y ponerla guapísima.”


Doña Cayetana es querida allá donde va, y así quedó demostrado esta semana cuando un grupo de jóvenes se acercó a ella en la playa para saludarla y hacerse fotos con ellaVER GALERÍA


Querida y admirada
Y mientras toda España y parte del extranjero espera ver si su deseo por casarse se convierte por fin en una realidad, doña Cayetana hace oídos sordos a los comentarios y disfruta del que podría ser su último verano como mujer soltera. La duquesa está en Ibiza desde el pasado día 3 y disfruta del sol y del mar acompañada por una amiga. A sus 85 años, la duquesa se baña en bikini y sale a pasear por la isla con gafas oscuras y sombrero para protegerse del sol.

Doña Cayetana es querida allá donde va, y así quedó demostrado esta semana cuando un grupo de jóvenes se le acercaron en la playa para saludarla y hacerse fotos con ella. La Duquesa, feliz de causar tal admiración, no dejó de sonreír y agradeció todas las muestras de cariño que le prodigaron.

Más sobre

Regístrate para comentar