Eugenia Martínez de Irujo, vacaciones en Ibiza junto a su hija Cayetana

A esta estampa tan familiar podría unirse la duquesa de Alba que aterrizó ayer en la isla balear tras pasar unos agradables días con Alfonso Díez en el norte del país

Eugenia Martínez de Irujo, vacaciones en Ibiza junto a su hija CayetanaVER GALERÍA
PULSE EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA



Ibiza es el destino favorito de Eugenia Martínez de Irujo para disfrutar de sus vacaciones. Si hace unas semanas la veíamos a bordo de un exclusivo yate junto a unos amigos, ahora, la duquesa de Montoro surca las aguas de la isla balear acompañada por su hija Cayetana. Madre e hija compartieron una agradable jornada náutica. Tomaron el sol en cubierta hasta el mediodía para pasar la tarde en una playa de arena blanca y aguas cristalinas a la que llegaron en una zodiac.


Eugenia Martínez de Irujo, vacaciones en Ibiza junto a su hija CayetanaVER GALERÍA



Eugenia lució un bikini negro y pareo azul, un ´look´ muy playero que completó con sus habituales complementos de estilo ‘hippie’ (pulseras, tobilleras, collares…) que también llevaba su hija Cayetana. La niña, que ya tiene 12 años, guarda un gran parecido con su padre, Francisco Rivera Ordóñez, que el pasado mes de julio se dejó ver por las playas de Cádiz.

A esta estampa tan familiar podría unirse en los próximos días la duquesa de Alba. Doña Cayetana aterrizó ayer con una amiga, tras pasar unas agradables vacaciones con Alfonso Díez en el norte de España. El pasado 4 de julio, la duquesa procedió al reparto anticipado de su herencia entre sus seis hijos, Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia. Este hecho, avivó los rumores de una inminente boda entre doña Cayetana y Alfonso Díez, pero de momento, ninguno de los dos han querido pronunciarse al respecto.



Doña Cayetana a su llegada a IbizaVER GALERÍA




A su llegada a Ibizia, la duquesa evitó las preguntas de los periodistas al igual que cuando asistió junto a Alfonso a la plaza de toros de Santander. Allí fueron recibidos por una multitud con gritos de: “¡Cásese duquesa, cásese!”  pero ella respondió con una amplia sonrisa y Alfonso con un cortés saludo. Tendremos que esperar hasta el próximo otoño para ver si el deseo de doña Cayetana por casarse, que se remonta a los albores de su relación con Alfonso, en el verano de 2008, por fin se convierte en una realidad. Ahora, la duquesa descansará unos días en Ibiza junto a su familia a la espera de Alfonso Díez, cuya llegada está prevista para el próximo día 15.

Más sobre

Regístrate para comentar