Fernando Alonso celebra subiéndose al podio su 30 cumpleaños bajo la atenta mirada de su mujer, Raquel del Rosario

Fernando Alonso ha celebrado este fin de semana un ‘doblete’ muy particular. El piloto asturiano cumplió el viernes 30 años, una edad que coincidía también con su carrera número 30 con la escudería Ferrari. Muy contento por lo que ha conseguido hasta ahora, Alonso celebró su cumpleaños al lado de su mujer, Raquel del Rosario, en Budapest, ciudad en la que se disputaba el campeonato de Formula 1, y en donde el asturiano consiguió su cuarto podio consecutivo (tercero en el mes de julio en tres carreras), subiéndose en el tercer cajón, tras colarse Jenson Button y Sebastian Vettel, en el primer y segundo puesto respectivamente.

nullVER GALERÍA



Fernando, a quien pudimos ver con el pelo algo más largo de lo habitual, y con una sonrisa de oreja a oreja, celebró este aniversario a toda velocidad, aunque también tuvo tiempo para celebrar en la intimidad una fiesta el sábado por la tarde, antes de subirse el domingo a su ‘bólido’. El piloto español, quien durante todo el día estuvo recibiendo felicitaciones en el paddock por parte de mecánicos, ingenieros y compañeros, fue sorprendido con un video, regalo de su escudería, que llegó emocionarle y que visionó al lado de Raquel. Pero antes de brindar en esta celebración de carácter privado por la treintena del dos veces campeón de la Formula 1, su equipo le sorprendió durante los entrenamientos con un gran panel en el que podía leerse: "30 anni. 30 GP. Auguri Fer" ("30 años. 30 Grandes Premios -con Ferrari-. Felicidades Fer").

VER GALERÍA



Con el cariño de aquellos con los que comparte victorias y derrotas día a día, y con el amor incondicional de su mujer, quien no se separó de su lado durante todo el fin de semana, Alonso compareció en una rueda de prensa, en la que no solo agradeció las numerosas felicitaciones sino en la que también habló de su futura y lejana retirada. “Hasta los 35 voy a estar aquí, en Ferrari, y si después me encuentro bien física y mentalmente seguiré, aunque si estoy cansado o no me siento al cien por cien me iré a casa” afirmaba el piloto.

VER GALERÍA



El asturiano, quien sueña con convertirse de nuevo en campeón del mundo, esta vez con Ferrari, confesó durante la rueda de prensa: “No me han regalado nada especial, tengo todo lo que necesito”. Y es que a Fernando Alonso las cosas le van muy bien, enamorado y con un pasado y un futuro brillante, el español, que vive una etapa inmejorable, también tuvo durante este día tan especial unas palabras para una persona muy importante en su vida, su abuela, a quien recordó diciendo: “Todos los regalos de mi familia los recuerdo de una forma especial, pero hay uno que no olvidaré jamás. El último regalo de mi abuela. La perdimos un mes de agosto. Estaba ya muy malita, en la cama, y me dio una caja de bombones. Me hizo mucha ilusión. recordaba Fernando, según ha publicado La nueva España.

VER GALERÍA



Casado desde hace cuatro años con la vocalista de El sueño de Morfeo, hace ya algunos meses, más concretamente desde el pasado mes de marzo, que la pareja no se dejaba ver públicamente. Celosos de su intimidad, la pareja, que se conoció hace algo más de seis en un programa de radio de la cadena Ser en el que se rendía homenaje al piloto, han logrado esa estabilidad que les ha hecho convertirse en uno de los matrimonios más estables de nuestro panorama nacional.

Más sobre: