Rosalía Mera premia el talento de los jóvenes músicos de jazz

La cofundadora de Zara formó parte de la I edición del Concurso Jazz Fussion convocado por Paideia Galizia, la fundación que preside desde el año 1986

Rosalía Mera es una de las mujeres más ricas de nuestro país y a la vez es una gran desconocida para el gran público. Según la lista de la revista Forbes de 2011, esta empresaria gallega, divorciada desde 1986 de Amancio Ortega, padre de sus dos hijos, Sandra y Marcos, es la 254ª mayor fortuna del mundo y la tercera de España. Posee un patrimonio de unos 3.000 millones de euros y pese a no seguir casada con Amancio, conserva casi el siete por ciento de las acciones de Inditex, emporio que consiguió levantar con su esfuerzo y destreza en la costura durante los primeros años de su creación.



Rosalía MeraVER GALERÍA



Rosalía vive en A Coruña y no es un rostro habitual en los eventos sociales. Sin embargo, ayer se trasladó a Madrid para formar parte del jurado de la I edición del concurso Jazz Fussion convocado por Paideia Galiza, la fundación que preside desde el año 1986. Durante el acto, en el que se premió al grupo madrileño KB Connection y al gallego Marosa Jazz Proyect, la empresaria subrayó “el esfuerzo y la dedicación” necesarias para triunfar en el mundo de la música y la “vocación de servicio público” que tiene esta fundación, que nació con el objetivo de crear “plataformas de oportunidades” para los más jóvenes.


Rosalía Mera junto al empresario Kike SarasolaVER GALERÍA



Su hijo Marcos es el alma de Paideia. Nació con una enfermedad que le impide valerse por si mismo y Rosalía se entregó en cuerpo y alma a su cuidado. Aún así no abandonó ninguno de sus negocios. Con Rosp Corunna invierte en el mercado inmobiliario de Estados Unidos y Londres, donde financiará el primer hotel de seis estrellas del mundo, en asociación con la firma de lujo Bulgaria, que estará listo justo antes de los Juegos Olímpicos de 2012, y con Zeltia investiga en fármacos marinos contra el cáncer. Además, posee el 10 por ciento de la cadena hotelera Room Mate, propiedad del empresario Kike Sarasola, que ayer prestó por unas horas su hotel Óscar en Madrid para albergar la I edición del concurso Jazz Fussion.

Más sobre: