José Ortega Cano, 'mejor y más animado', continúa su recuperación con la mejor medicina, el cariño de sus hijos

Muy despacito, con entera dedicación y mucha paciencia, así es como continúa recuperándose José Ortega Cano en su residencia de Madrid, ubicada en el municipio de Aldea del Fresno. El torero, que sufría hace algo más de mes y medio un grave accidente de trafico, llego a la capital el pasado 19 de julio procedente de Sevilla, donde estuvo ingresado en el hospital Virgen de la Macarena, para ponerse en manos del doctor Alfonso del Corral, jefe de los servicios médicos del Real Madrid y encargado de su rehabilitación.

José Ortega CanoVER GALERÍA



El diestro, que por el momento no tiene fecha de vuelta a su querida finca de Yerbabuena, su lugar residencia habitual, sufrió en la trágica colisión, dos fracturas de fémur en su pierna izquierda, una fractura en el pilón tibial izquierdo y una fractura de peroné derecho, por lo que su movilidad se encuentra muy reducida. Pero lejos de darse por vencido, y agradecido en numerosas ocasiones por la oportunidad que le ha dado de nuevo la vida, Ortega Cano se dedica estos días por entero a su recuperación, eso sí, sin descuidar la gestión de su finca, de la que ha delegado ciertas obligaciones en sus dos hijos, José Fernando y Gloria Camila, quienes no se han separado ni un solo segundo del lado de su padre.

José Ortega CanoVER GALERÍA



Los dos hijos adoptivos del extorero y la fallecida Rocío Jurado, han demostrado, y siguen demostrando, una gran madurez en estos duros momentos en los que su padre les necesita más que nunca. Las hermanas del torero, Mari Carmen y Conchi, quienes se han convertido en la compañía más deseada de José, visitan casi todos los días a su hermano siguiendo de cerca su favorable evolución. “Está mejor, un poco más animado” ha confesado Mari Carmen. “Lo de las piernas va a costarle mucho, pero está en muy buenas manos y tenemos mucha esperanza de que va a mejorar. Ha recuperado algo de músculo y eso es muy bueno” añade la hermana del diestro.

José Ortega CanoVER GALERÍA



Rocío Carrasco, a quien vimos en numerosas ocasiones visitando a Ortega durante su ingreso en Sevilla, también se ha acercado durante estos días a la residencia del diestro en Madrid para conocer de primera mano el estado de salud del marido de su madre. Acompañada por su pareja Fidel Albiac y por sus hijos, Rocío, de 14 años, y David, de 12, la hija de la chipionera paso una entretenida tarde en casa de José, donde pudo ponerse al día de la evolución del cartagenero, con el que mantiene una excelente relación

Por el momento se desconoce cual es el periodo estimado para la recuperación total del extorero, ya que todo depende de cómo vaya evolucionando en sus ejercicios de rehabilitación, a los que acude todos días acompañado por su hijo, José Fernando. Además de la visita de los anteriormente mencionados, el exmatador ha recibido la visita de Fernando Mohedano, hijo de Amador y Rosa Benito, de su hermano Paco Ortega y de su cuñado, Aniceto.

Más sobre

Regístrate para comentar