El feliz reencuentro de Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' y su hija Alejandra en Sevilla

Después de meses de distanciamiento, padre e hija se fundieron en un cariñoso abrazo que demuestra el feliz momento que viven

Por fin las aguas han vuelto a su cauce, y hoy el torero Juan Antonio Ruiz ‘Espartaco’ tiene un gran motivo para sonreír. El diestro y su hija mayor, Alejandra, se han reconciliado y por eso, este será un verano muy especial para ambos.

Juan Antonio Ruiz Espartaco y su hija AlejandraVER GALERÍA

Espartaco acudió a la estación del AVE de Sevilla a buscar a su hija que venía de Madrid, donde ha estado cursando sus estudios universitarios durante todo el año, y fue con este escenario de fondo, donde ambos protagonizaron un auténtico reencuentro de película. Rencores aparte, padre e hija se fundieron en un cariñoso abrazo, que evidenciaba claramente que ambos habían limado las asperezas del pasado.

Espartaco y su hijaVER GALERÍA

El torero y su hija se han mantenido muy distanciados desde que éste se separara de su madre, Patricia Rato en marzo de 2010, momento en el que Alejandra, de 18 años, se posicionó a favor de su madre. “Apoyo totalmente a mi madre” confesaba la joven durante una intervención telefónica en el programa televisivo Enemigos íntimos. Pero esas rencillas han caído en el olvido, y ahora padre e hija vuelven a disfrutar de una muy buena relación, la misma que existía antes de que Espartaco y Patricia decidieran poner fin a sus 19 años de matrimonio.

Espartaco y su hijaVER GALERÍA

Además de estar feliz por haber vuelto a recuperar la confianza de su primogénita, ya que el exmatador tiene otros dos hijos más, Juan Antonio Ruiz está muy contento por haber vuelto a pisar una plaza de toros, después de poner fin a 22 años de carrera en el año 2001. El torero reapareció, y de manera puntual, el pasado 3 de julio en Murcia, con motivo de la celebración de un festival taurino a beneficio de los damnificados por el terremoto que sufrió Lorca. "Fue una tarde mágica, irrepetible, de las que te hacen sentir orgulloso de pertenecer a este mundo" confesaba el extorero sevillano.
“Volver a torear me hizo feliz. Sentí el calor del público, que estaba entregado a todo aquello y aunque sólo le pegue tres o cuatro series, me sentí feliz y dichoso de poder volver a torear” añadía el diestro, quien a continuación confirmaba que ni se planteaba su regreso a los ruedos.

Más sobre

Regístrate para comentar