Todo a punto para la boda de Carla Goyanes y Jorge Benguría en Marbella

El enlace se celebrará el sabado por la tarde en una exclusiva finca de la localidad malagueña y hoy darán comienzo las celebraciones con una fiesta para los invitados

Carla Goyanes cuenta las horas para ver convertido su sueño en realidad. La hija de Cari Lapique y Carlos Goyanes contraerá matrimonio por la iglesia con Jorge Benguría este sábado 16 de julio por la tarde, en Marbella. A la espera de que llegue el gran momento, las celebraciones comenzaron la noche del viernes con una fiesta para algunos de los 500 invitados que asistirán al enlace, que que tuvo lugar en la exclusiva finca donde los felices novios celebrarán su boda y donde ya se alojan muchos de sus invitados.

Todo está a punto para que el día de su boda sea tal y como había planeado. Durante todo este tiempo, la novia ha contado con la inestimable ayuda de su madre y hermana. El catering del banquete lo servirá la empresa de Caritina, Six-Sens. Sin duda, uno de los secretos mejor guardados será el vestido de la novia, aunque Carla Goyanes haciendo gala de su naturalidad confesó que será Rosa Clará la diseñadora de los dos vestidos que lucirá en su boda: “El primero que será para la ceremonia religiosa es más clásico pero creo que también tiene un toque bastante moderno, pero de formas es clásico aunque la tela y la mezcla es más bien moderno y después me cambiaré para la fiesta y ese será mucho más cómodo, juvenil y más de noche que de novia”. Para todo ello ha contado con una asesora de excepción, Naty Abascal.

Hace algunos días Jorge Benguría aterrizaba en Madrid procedente de Miami, lugar en el que reside por motivos de trabajo, con una amplia sonrisa y manifestado lo feliz e ilusionado que está con su boda con Carla Goyanes. Una vez que estén casados, la pareja vivirá en Miami. El hecho de comenzar una vida en común en Miami, propició que los novios contrajeran matrimonio civil el pasado 11 de abril. Lógicamente querían marcharse juntos y Carla necesitaba tener listo el permiso de residencia así que se ofició la ceremonia civil en la más estricta intimidad, sólo con dos testigos. La joven, muy unida a su familia, comenzará una nueva vida en Estados Unidos. “Estoy muy ilusionada de irme a vivir a Miami y de empezar de cero una nueva vida juntos”. Al igual que su hermana, Caritina, que es madre de un niño, Jorge, Carla asegura que no tardará en aumentar la familia: “Espero ser madre pronto, pero eso no se puede planear. Esperamos que los hijos no tarden en llegar".

Más sobre

Regístrate para comentar